Hay 85 empresas mexicanas y extranjeras interesadas en el Tren Maya El tramo de Mérida sería subterráneo #Yucatán #México

Trenmaya: El director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, anunció que 85 empresas mexicanas e internacionales pretenden participar en el desarrollo del proyecto del Tren Maya.

Channel 1 Los Angeles

Febrero 1, de 2020

ramon-lago-caseres

Ramón José Lago Casares / Didier Madera Alpuche Corresponsales

Un total de 85 empresas mexicanas e internacionales han manifestaron su intención de participar en el desarrollo del proyecto del Tren Maya, afirmó el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, al destacar que “México está en la mira de empresarios e inversionistas de todo el mundo”.

Recordó que la semana pasada tuvieron una reunión con empresarios interesados en participar en la licitación del ferrocarril turístico y de carga, de los cuales, 60 eran naciones y 25 extranjeras.

Incluso, comentó que a su oficina han acudido embajadores de Turquía e Italia, quienes manifestaron su intención de participar en el proyecto.

Durante la conferencia de prensa que sustentó en el marco del Foro “La importancia de la energía en el comercio, servicios, turismo e industria”, anunció que la Estación de Ferrocarriles de La Plancha, ubicada en el Centro Histórico de Mérida, volverá a funcionar, y estableció que el paso del Tren Maya por la capital yucateca sería subterráneo, para evitar problemas con la vialidad vehicular.

Asimismo, destacó aprovecharán las condiciones geológicas de la región para hacer un túnel de cuatro kilómetros de largo, y de 6.5 metros de profundidad, con tal de no perjudicar la vialidad de la ciudad capital.

Comparó la construcción del metro capitalino con respecto al Tren Maya, pues en la ciudad de México “se hicieron cortes en el lodo, y para ello se tuvo que trabajar en la instalación de estructuras” que eviten un derrumbe.

“Yucatán es una zona cárstica, si se hace un corte vertical se mantiene por décadas, gracias a la piedra caliza (de la región, la cual), no es tan dura”, acotó.

Asimismo, el nivel freático de la Ciudad de México es de 1.5 a 1.8 metros de profundidad, mientras que el de Mérida oscila entre los siete y ocho metros.

En cuanto al costo, abundó que “hay muchas fórmulas técnicas para hacerlo, es viable económicamente”, y estableció que el monorriel vendrá de Cancún, Quintana Roo, para luego pasar a Mérida.

Descartó que la obra del Tren Maya dañe el manto freático, el cual, su principal contaminante es la falta de drenaje.

Expuso que la parte subterránea tendría una longitud de cuatro kilómetros, y empezará desde el anillo periférico hasta llegar a la Estación de Ferrocarriles, por lo que no afectaría la vialidad vehicular.

Detalló que la profundidad sería de 6.5 metros, debido a que es para el tren de pasajeros, y en dado caso de que sea para carga, se anexaría un metro más, pero por lo pronto, sólo está contemplado el primer rubro.

Jiménez Pons expresó que en La Plancha, “puede haber un parque y una estación, la intención es que no estorbe a la ciudad”, y para ello hay un proceso de sociabilización de las alternativas.

Remarcó que La Plancha es un terreno federal, y garantizó que de manera parcial será utilizado para un jardín.

Enfatizó que al reutilizar la Estación de Ferrocarril, las casas aledañas tendrán una mayor plusvalía, al mismo tiempo que las familias tendrán una mayor oportunidad de desarrollo, pues el objetivo del Tren Maya “es vitalizar una zona actualmente deprimida y que toda la sociedad esté satisfecha”.

Por otra parte, el funcionario federal reconoció que el Juzgado de Distrito radicado en Campeche, concedió una suspensión provisional para frenar actos tendientes a la ejecución del Tren Maya, pero enfatizó que hasta el momento no les entregan la respectiva notificación.

Aseveró que en ningún momento actuarán en desacato, y al recibir la notificación correspondiente se harán las respuestas correspondientes, por parte del grupo conformado por la Secretaría de Gobernación (Segob), como órgano garante, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), como la parte técnica, así como Sefotur, instancia que funge como promotor.

El juicio de amparo fue iniciado por miembros de las comunidades de Calakmul e Xpuhil, que forman parte del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpuhil (Cripx)

Abundó que Gerardo Martínez Jiménez, de Calakmul, se inconformó por la realización de la Consulta Indígena, motivo por el cual se le concedió la suspensión en lo concerniente a la ejecución del proyecto.

Jiménez Pons estableció que el Cripx “es un grupo dentro de una comunidad, y solo algunos de sus integrantes son de esa comunidad”.

Finalmente, el director general del Fonatur refutó la supuesta invasión de terrenos zapatistas, enfatizó que el punto más cercano del paso del tren está a más de 100 kilómetros.

 

*

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.