Mensaje del secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, durante la presentación de resultados de la Consulta Nacional por una Educación de Calidad con Equidad

Ciudad de México, 6 de diciembre de 2018 

 

Es francamente muy emocionante recordar estos medes de trabajo, de visitas a todos y cada uno de los estados de la república mexicana, y de constatar la fuerza, interés, la voluntad, que hay en todo el país por participar en construir una mejor educación pública.

Saludos, buenos días a todos, sobre todo a los rectores de las universidades autónomas, que tanto nos ayudaron en este esfuerzo de consulta. A los maestros y directores de escuelas, a los brigadistas que voluntariamente están trabajando tanto. Pónganse de pie, para recibir un aplauso.

A todos los estudiantes que hoy nos acompañan. Saludo al presídium.

Y el día de hoy tenemos, sin duda, una enorme satisfacción y la responsabilidad de presentar los resultados preliminares de la consulta nacional educativa, porque con base en ellos estamos diseñando el Acuerdo Educativo Nacional que guiará el trabajo del sector educativo durante todo este gobierno.

Después del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador, él nos solicitó dialogar abiertamente con todo el magisterio nacional, con todos los actores educativos, los expertos, las asociaciones civiles, además de los rectores y todos los interesados en el tema de la educación. Niñas, niños, estudiantes, padres de familia.

Y fue así que se diseñó una consulta nacional con los componentes que ustedes acaban de conocer. Realmente la numeralia del esfuerzo que se hizo es impresionante. El alcance de la consulta creo que llegó a cubrir nuestro objetivo primordial, que era hacer la consulta más incluyente y más amplia posible. Quiero agradecer enormemente a todo el equipo de Eduardo Robledo que, de manera voluntaria, nos apoyó durante todo este proceso. Muchas gracias Eduardo, muchas por siempre, gracias a todos.

De estos componentes que se acaban de mencionar, creo que hay un primer hallazgo que hay que destacar: y es que el magisterio nacional está compuesto por maestras y maestros que saben, que están preparados, que realmente están comprometidos de cuerpo y alma con su tarea docente; que quieren a las niñas y a los niños, y a los jóvenes que educan.

Un magisterio que fue maltratado, con campañas en contra de maestras y maestros, denigrando una profesión que deberíamos exaltar todos los días. El primer hallazgo con estas 64 mil ponencias que nos han acercado, con todo lo que en los foros comentaron, la profundidad y el conocimiento de su materia, es algo digno de darnos a todos esperanza y fuerza para transformar el sistema educativo, porque tenemos con qué.

Tenemos a nuestras maestras y a nuestros maestros, que son de primer nivel mundial. Y por ello, uno de los primeros compromisos que en los foros recogimos, fue la importancia de revalorar la función magisterial.

Saludo el extraordinario esfuerzo que realizaron siete mil 43 brigadistas, quienes recogieron las propuestas de la ciudadanía en general, mediante sus visitas a hogares en todo el país. Luis Adrián Santana ya nos comentó cómo nadie está ajeno a la realidad de nuestro país, y que hay que responder con responsabilidad y compromiso a las demandas del desarrollo nacional.

Dijo Luis Adrián que por primera vez se sintieron involucrados, que la consulta fue realmente un colectivo y que lo que sembraron fue la esperanza. Y yo le quiero decir a Luis Adrián, que el inicio de la consulta que ustedes vivieron, va a ser la tónica permanente de trabajo de la Secretaría de Educación Pública, con los estudiantes, con los padres de familia, con los maestros de México, porque lo que queremos es construir conjuntamente lo que a todos nos atañe que es la formación y la preparación de las niñas, niños y jóvenes de México.

Mi profundo agradecimiento, también, a todos los rectores de las universidades autónomas y a la directiva de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, ANUIES, quienes de manera eficaz nos apoyaron en la organización de los foros; gracias Jaime Valls Esponda, secretario general de ANUIES, quien además nos acompañó a todos y cada uno de los foros, en un esfuerzo importante que hay que reconocer, gracias Jaime por su entusiasta participación en esta consulta.

Sin embargo, hay muchísima gente anónima a la que tenemos que agradecer, porque todos respondieron atentamente a la convocatoria del presidente electo, para que la sociedad mexicana, su conjunto, se sume a la transformación de la educación pública.

Un segundo hallazgo de la consulta, es que se busca promover una educación que no se limite a solo formar empleados eficientes sino, además, a personas comprometidas con su comunidad, a personas conscientes del medio ambiente, a mexicanos solidarios con su país, a ciudadanos responsables y con valores.

Todos mexicanos comprometidos con la transformación de su país. Queremos formar mexicanos, no solamente niñas, niños, y jóvenes, sino niñas mexicanas, niños mexicanos y jóvenes mexicanos.

Se busca que la premisa de la educación, desde la inicial hasta la universitaria sea educar para la vida, y así nos lo dijo ahorita la rectora Sara Deifilia Ladrón de Guevara: los universitarios no sólo forman profesionistas, sino que desarrollan personas con valores, conocimiento y capacidades adecuadas para desarrollarse plenamente en la actual era del conocimiento, y formarse con civismo y solidaridad social.

Igualmente, siempre los participantes de la consulta fueron muy claros de la importancia de reconocer la diversidad regional y cultural de nuestro país al hacer todos los planes, programas, evaluaciones y acciones en el sector educativo, así como la urgencia de rescatar la educación indígena, las lenguas indígenas, la educación especial y otras propuestas alternativas de educación.

Una exigencia común fue la de elaborar un modelo para la educación multigrado que cuenta con el 48 por ciento de las escuelas más pobres de nuestro país.

El magisterio propone la construcción de una nueva escuela mexicana. Aumentar las escuelas de Tiempo Completo; instrumentar un mecanismo en que se entregue de manera directa los recursos de la Secretaría de Educación Pública a las escuelas; contar con servicios de cocina, comedor y alimentación en las zonas más pobres, y ofrecer una infraestructura digna con energía eléctrica, agua potable, baños limpios, y conexión a internet.

El rezago de hoy es lamentable, y tendremos mucho trabajo para lograr, pero lo vamos a hacer y dignificar todas las escuelas de México.

Como parte a la construcción de esta nueva escuela mexicana, se señala la importancia de capacitar mejor a los directores, supervisores y ATPS, para lo cual se propuso la creación, como aquí también lo comentó la maestra María Elena Ramos Martínez, de la Academia de Directores.

Es realmente impresionante, que la maestra Ramos Martínez nos diga que la primera vez que los directores de México han sido consultados fue, precisamente, en esta consulta. Por primera vez que se les pregunta a los directores sobre su tarea. Yo le quiero decir, a través de usted, a todos los directores y directoras de México que vamos a estar en constante comunicación, que va haber un mecanismo de comunicación directa, para que esa primera vez se convierta en una práctica, en un sistema constante de intercambio de información para mejorar su desempeño.

Los maestros también, en las consultas reclaman, el acompañamiento y el compromiso de los padres familia en la educación de sus hijos. En todos los foros reclamaban que los padres de familia les dejaban a sus hijos con la encomienda de ser educados, formados e informados, y que no necesariamente hacían lo mismo en el hogar. Por ello, la tarea educativa debe de ser una tarea de todos.

Y por ello, la escuela se va a abrir a la sociedad y, en particular, a los padres de familia para que sea la escuela un verdadero centro comunitario de aprendizaje. Porque no van a poder aprender los niños algo en la escuela, que después desaprendan en el hogar.

Vamos a incluir en la educación a los padres de familia, así lo solicitan los maestros y así creemos que es pertinente.

Asimismo, en todo el país, los maestros dijeron “no nos oponemos a la evaluación”.

En Sonora una maestra dijo: ¿cómo nos vamos a oponer en la evaluación si somos evaluadores? Pero sí, en todo el país se rechazó la evaluación que le calificaban como punitiva. La evaluación ligada a la permanencia en el empleo.

Hay un estudio que la Fundación Bill y Melinda Gates que, precisamente, habla de este tema, porque este tema se promovió en todo el mundo occidental. Y muchos países lo adoptaron.

La conclusión de este estudio es que los países que ligaron la evaluación con tema laboral no aumentaron el logro académico en los alumnos y si, en cambio, expresaron y perjudicaron a los maestros en su tarea docente. Y como conclusión es que no es una evaluación pertinente.

Por ello, las nuevas decisiones que se hagan, las nuevas evaluaciones que se implementen serán diagnósticas. Servirán precisamente para mejor ofrecerles formación y capacitación a los maestros, diferenciadas por regiones, no punitivas y nunca ligadas al tema laboral, sino ligadas la capacitación permanente de la formación continua que deben de tener maestras y maestros de México.

Los maestros entienden la importancia y el reto que significa en constante actualización. Para ello, siempre contarán con el apoyo del sector educativo para capacitarse, pero sin que se les cobren los cursos, como se hace ahora.

Además, una solicitud de todos los foros fue fortalecer el normalismo como la base de formación magisterial, con un amplio conocimiento y comprobada vocación y capacidades pedagógicas.

Además, recogimos la demanda de fortalecer la Universidad Pedagógica Nacional, para lo cual hay que actualizar los métodos de enseñanza y garantizar la excelencia educativa.

Las maestras y maestros de todo el país, de manera vehemente, solicitaron reducir la carga administrativa, ya que es excesiva y distrae al magisterio de la vocación principal que es facilitar el aprendizaje de sus alumnos.

Señalaron que hasta un 50 por ciento de su tiempo lo emplean en responder solicitudes de información de terceros. Igualmente sucede con los directores, quienes reclaman el tiempo necesario para cumplir con su función primordial que es colaborar con los maestros y atender a los alumnos, y ellos acusaron un 80 por ciento de su tiempo en responder a trámites de terceros.

La política educativa debe de ser una política de Estado, se dijo en todo el país, como base el bienestar de las niñas, niños y jóvenes. Se habló de la Educación Media Superior, de la necesidad de fortalecerla, de evitar el abandono que hay en este nivel. Y en materia de Educación Superior de la importancia de vincular más la Educación Superior a la empresa, para conocer cuáles son las necesidades formativas de los jóvenes.

Se propuso, de manera insistente, lo que se conoce como formación dual, como vinculación de la experiencia y la teoría, del trabajo y la academia. Una exigencia, fue la de contar para todos los alumnos de México con una educación integra, recuperar nuestras raíces, historia e identidad cultural y se solicitó promover, desde la infancia, las artes, el deporte escolar y el civismo, como parte integrante de la currícula.

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador y el equipo de la Secretaría de Educación Pública, la educación es base de la Cuarta Transformación. Este gobierno parte del convencimiento de que la educación es un derecho, un derecho de todos que hay que hacer efectivo, y no un privilegio de unos cuantos.

Por ello, también México reclama equidad en la educación, que no hay que confundir con igualdad. En la igualdad se dan recursos a todos por igual, sin importar su circunstancia, en la equidad se dan más recursos a quien más lo necesita.

Por ello, se otorgará prioridad a los estados y las escuelas y comunidades marginadas. De hecho, nuestra primera gira, el lunes pasado, fue a Piedra Hincada, en Tlacotepec de Benito Juárez, en Puebla, como símbolo de que unos de los esfuerzos más grandes que haremos va a ser trabajar en las escuelas multigrado, en la educación indígena y en todos los rincones del país que hoy están recibiendo, por ser los más pobres de México, la más pobre educación.

Para comenzar a construir la transformación educativa e implementar estas acciones, el presidente constitucional enviará la próxima semana una iniciativa de reforma a la Constitución, mediante la cual se abrogará la Reforma Educativa y se sentarán las bases de una nueva escuela mexicana junto con maestros, estudiantes, padres de familia, expertos, asociaciones que colaboraron en esta consulta.

Se ésta elaborando un nuevo acuerdo educativo, como producto de este diálogo, de la participación de todos ustedes y de cientos de miles de mexicanos más, en los últimos meses en que se abrieron las puertas y ventanas del sector educativo para conocer el pensamiento y la praxis de todos los mexicanos.

La nueva política educativa del Estado va a ser consensuada, incluyente y respetuosa de los derechos legítimamente adquiridos por el magisterio. Es, además, una oportunidad para hacer del derecho a la Educación una realidad.

Todo esto, por supuesto, acompañará los compromisos ya anunciados por el presidente de la República en el ámbito educativo, como lograr reducir significativamente el rechazo en la Educación Superior, apoyar fundamentalmente a jóvenes que no estudian ni trabajan, construir 100 nuevas universidades y volver obligatoria la Educación Superior.

En materia de equidad, específicamente se van a otorgar 10 millones de becas a quien más lo necesita en el país, a estudiantes de primaria y secundaria que provienen de familias con escasos recursos y a los estudiantes de escuelas públicas de Educación Superior y en toda la matrícula se recibirá estas becas, así como a 450 mil jóvenes en situación de pobreza que deseen ingresar a las universidades. Todo ello, para abatir el abandono escolar y aumentar la matrícula en los niveles de Educación Media Superior y Superior.

Así como en los foros de consulta se sostuvo un diálogo directo, durante estos años de implementación tendremos un sistema de comunicación directa entre los maestros y la autoridad educativa.

Vamos a poner una línea al servicio de todo el magisterio para que puedan denunciar cualquier irregularidad, desde la venta de plazas hasta problemas de acoso, desde falta de presupuesto hasta desviaciones en los recursos, y esta será una línea como si fuese un 911 Maestro, que vamos a llamar 0 en Conducta.

Mantendremos comunicación abierta con todo el sector, pues solo con el acompañamiento de todos, lograremos los buenos resultados que nos proponemos.

Todos queremos la construcción de un México más justo y próspero. Y todos estamos invitados a participar en la esencia de la transformación de nuestro país, que es darle a nuestras niñas, niños y jóvenes una educación con equidad y con calidad.

Les agradezco, una vez más, su participación en una materia fundamental de la democracia, escucharnos. Muchas gracias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.