¿Qué piden los progenitores a los Reyes Magos para su prole? 

Channel1 Los Angeles
21 de diciembre de 2018

Padres y madres demandan más tiempo para dedicar mayores atenciones y cuidados a sus hijos. Esta es una de las principales conclusiones obtenidas de la encuesta realizada por ARHOE, en el marco del programa ´Carta a mis papás´ subvencionado por la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid

ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles presenta las conclusiones de la encuesta ‘¿Cuánto tiempo compartimos con nuestros hijos?’, actividad enmarcada en el programa ‘Carta a mis papás’, cuyo principal objetivo ha sido sensibilizar sobre la necesidad que tienen los menores de compartir más tiempo con sus familias, así como crear conciencia acerca de las actividades y el tiempo que realmente emplean los padres y las madres en la educación y cuidado de sus hijos.

La encuesta ha permitido conocer los hábitos y necesidades de los progenitores respecto a las relaciones que mantienen con sus hijos y el tiempo que les dedican. Entre las principales conclusiones cabe destacar:

  • Casi 7 de cada 10 padres y madres consideran que sus hijos les demandan más tiempo del que les prestan y consideran necesario.
  • 1 de cada 4 dedica menos de dos horas diarias al cuidado y atención de sus hijos. En un día normal 6 de cada 10 progenitores dedica tiempo a jugar y solo el 40 % lo dedica a ayudarles con los deberes.
  • El 70 % manifiesta ante esta situación que se siente «mal», «cansada», «agotado», «estresada», «acelerado, «agobiada», «triste», «culpable, «impotente, «decepcionado», «insatisfecho», «mala madre», «fatal», «sobrepasado», «en deuda», «preocupada», «disconforme», «desmotivada», «con rabia», «poco valorada», «confusa», «abrumada», «fracasada», «apenada», «resignada», «desesperado», «desasosegado», «condicionado», «incompleto», etc.
  • El trabajo y las tareas domésticas son las principales barreras que les impiden dedicar más tiempo, expresándose en este sentido el 72 % y el 45 %, respectivamente.
  • El tiempo que ocupan estas actividades no es el único obstáculo, también lo es el estado de ánimo, y con un alto coste emocional, pues un 42 % declara que el cansancio y el estrés les impide pasar más tiempo con sus hijos
  • Nueve de cada diez sabe qué hacer para conseguir más tiempo que dedicar a sus hijos. Entre otras medidas, casi un tercio destaca la desconexión de algún dispositivo smart(ordenador, móvil, tableta, tv).
  • A lo largo de las respuestas al cuestionario está presente la desigualdad de género y la falta de corresponsabilidad. Las mujeres son las que mayoritariamente se dedican a tareas de cuidado y domésticas, y además durante más tiempo. Además, hombres y mujeres difieren en la percepción que tienen sobre su implicación en dichas tareas, siendo la de aquellos más optimista, en el sentido de que sobrevaloran su aportación y perciben que la situación de necesidad no es tan imperiosa.
  • Al Gobierno y a las empresas las personas les piden, fundamentalmente, y en el ámbito laboral, medidas de racionalización de horarios, del tiempo y de los espacios.

Al hilo de los resultados de la encuesta, se advierte que los progenitores tienen recursos para optimizar la cantidad y calidad de tiempo que dedican a sus hijos, aunque son mayores los factores externos que imposibilitan conciliar la vida laboral, personal y familiar. Este derecho se ve frustrado por la necesidad y voluntad de trabajar de ambos progenitores, por los horarios irracionales de entrada y salida, largos períodos para la comida, las jornadas partidas, la falta de flexibilidad, la imposibilidad de tele-trabajar, la falta de adecuación de los horarios laborales a los escolares o los largos desplazamientos al lugar de trabajo, entre otras, aunque para que esta conciliación sea real es necesaria la igualdad entre mujeres y hombres, la imprescindible, justa y necesaria participación de los hombres en las tareas domésticas y en el cuidado de menores, mayores, personas y dependientes.

Mariano Ruipérez, director del programa y autor del informe, considera que “lo más valioso de este trabajo es haber hecho reflexionar sobre este extremo a padres y madres, haciéndoles que sean más conscientes de lo que hacen, lo que no hacen, cómo se sienten y qué piensan al respecto, así como hacerles identificar las barreras que les impiden alcanzar un nivel satisfactorio de relación con sus hijos. También hemos explorado acerca de lo que ellos podrían hacer, lo que está en su mano para lograr dicho objetivo, y lo que la empresa y los gobiernos podrían hacer para facilitarlo”.

Por su parte, José Luis Casero, presidente de ARHOE, expresa que “debemos plantear acciones en la línea que hemos trasladado al Gobierno, más aun cuando una gran parte de las personas encuestadas manifiestan que pasan menos tiempo con sus hijos del que consideran necesario, datos que nos muestran, de primera mano, las carencias que la sociedad padece en este sentido y el alto coste emocional que provoca pensar en lo que hacemos día a día al respecto”.

Sobre ARHOE
ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles es una entidad sin ánimo de lucro, cuyos fines son concienciar a la sociedad sobre el valor del tiempo y la importancia de su gestión, y promover medidas que faciliten una racionalización de los horarios en España. Entre los socios de ARHOE, contamos con representantes de diferentes instituciones y entidades, ministerios, comunidades autónomas, empresarios, sindicatos, universidades, sociedad civil, etc.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.