Neptuno se ilumina de azul contra la pena de muerte

Hoy, viernes 30 de noviembre, Madrid se suma a más de 2000 ciudades que iluminarán edificios y lugares representativos para mostrar el rechazo de la ciudadanía a la pena capital

  • Hace tres años el Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó por unanimidad declarar a Madrid como Ciudad por la Vida contra la Pena de Muerte
  • La comunidad de Sant’Egidio y Amnistía Internacional son los principales promotores de esta iniciativa a favor de la vida
  • Desde la Oficina de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Madrid, y en apoyo a la campaña de Amnistía Internacional, se ha dirigido una carta al Embajador de la República Islámica de Irán en apoyo a la causa de un ciudadano iraní condenado a muerte desde 2004

Madrid, 30 noviembre 2018

Durante los días 29 y 30 de noviembre más de 2000 lugares de todo el mundo iluminan edificios representativos para mostrar el rechazo de la ciudadanía a la pena de muerte. En España, ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Oviedo, Málaga, Alcalá de Henares, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Las Rozas, Tres Cantos, Arganda de Rey y Rivas Vacia-Madrid se han sumado también a la iniciativa. En el caso de Madrid, desde la caída del sol de hoy, día 30 de noviembre, y hasta la una de la madrugada, la emblemática fuente de Neptuno se iluminará de azul simbolizando que la capital es una Ciudad por la Vida-Contra la Pena de Muerte.

Este acto se enmarca dentro de la Jornada Mundial “Ciudades por la vida”, iniciativa internacional emprendida por la Comunidad de Sant’Egidio en el año 2002 y que cuenta con el apoyo de la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte, a la que pertenece Amnistía Internacional, junto con unas 60 organizaciones, colegios de abogados, sindicatos y autoridades locales y regionales de todo el mundo. El Ayuntamiento de Madrid acordó hace tres años adherirse a esta iniciativa y mediante un acuerdo plenario aprobado por unanimidad se declaró a la capital como Ciudad por la Vida contra la pena de Muerte.

Con el objetivo de impulsar la abolición de la pena capital en todo el mundo, desde el año 2002 cada 30 de noviembre se conmemora a nivel mundial el aniversario de la primera abolición de la pena de muerte en el mundo, que llevó a cabo el Gran Ducado de Toscana en 1786. En su primera edición,  fueron cerca de 80 las ciudades que participaron. Desde entonces, ese número se ha ido incrementando hasta las más de 2000 que participan este año a través de actividades culturales, espectáculos y proyecciones, así como otras acciones de sensibilización.

Junto con la iluminación de la fuente de Neptuno, en la ciudad de Madrid hay programadas otras acciones como la de la Junta Municipal del Distrito Centro. Desde el día 29 de noviembre y hasta el 1 de diciembre la fachada del edificio de la junta lucirá una pancarta con lema “Madrid, ciudad por la Vida. Por un mundo sin pena de muerte”. Además, Suezann Bosler, familiar de víctima y activista contra la pena de muerte en EEUU, dará una conferencia en la sede de Sant’Egido (calle Dos de Mayo, 11) hoy 30 de noviembre a las 19 horas.

La pena de muerte en el mundo

Según Amnistía Internacional, al final de 2017 se tenía constancia de que había al menos  21 919 personas condenadas a muerte. Ese mismo año se ejecutaron al menos a 993 personas (9 mujeres y 985 hombres). Además, estas cifras no incluyen las miles de ejecuciones realizadas en China, donde los datos sobre el uso de la pena de muerte seguían estando clasificados como secreto de Estado.

Desde 1977, año en el que Amnistía Internacional lanzó su primera declaración abolicionista contra la pena de muerte, ha habido avances importantes. En ese año eran 16 los países abolicionistas frente al momento actual en el que la mayoría, 106 países, han abolido por completo la pena capital, como en el caso de Burkina Faso. También la Iglesia Católica ha tomado decisiones importantes a este respecto como la decisión del papa Francisco de modificar el Catecismo de la Iglesia Católica en el que se define la pena capital como “inadmisible a la luz del Evangelio porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona”.

Este año Amnistía Internacional está haciendo campaña por el caso de Mohammad Reza Haddadi, iraní condenado a muerte tras un juicio injusto por un delito cometido cuando tenía solo 15 años. En apoyo a dicha acción, desde la Oficina de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Madrid, y en nombre de Mauricio Valiente, tercer teniente de alcalde, se ha dirigido una carta al Embajador de la República Islámica de Irán manifestando su preocupación por la situación del ciudadano iraní y en la que además se insta al embajador a transmitir a las autoridades de su país la necesidad de la suspensión definitiva de la ejecución así como la anulación de la condena de muerte que reza desde 2004 sobre Mohammad Reza Haddadi.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.