News

Mensaje del secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, durante la firma de convenio con las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina.

Ciudad de México, 7 de agosto de 2018

Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Saludo con mucho afecto y en primer, lugar al señor general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional y al almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, secretario de Marina.

Saludo también, y con enorme aprecio, a todos los distinguidas personalidades de la Secretaría de la Defensa y de la Marina que nos hacen el honor de acompañarnos esta mañana; a mis colegas de la Secretaría de Educación Pública y a los representantes de los medios de comunicación.

Desde 1960, bajo el mandato del presidente López Mateos y con Jaime Torres Bodet al frente de la SEP, los Libros de Texto Gratuito han sido una pieza clave, no solo de la política educativa en México, sino también un factor de equidad. Quizá por ello, López Mateos, bien advirtió que, si México quería dejar atrás el analfabetismo, era necesario que cada estudiante asistiera a la escuela con un libro de texto bajo el brazo, pero además, gratuito.

Casi sesenta años después, aún tiene sentido esta política. Se entregan a todos los alumnos, porque todos los necesitan para su formación. La gratuidad es, desde luego, un elemento fundamental, dado que elimina la capacidad económica como condición para adquirir una educación de calidad.

Por varias décadas, los Libros de Texto Gratuito han expresado el currículum nacional y en muchos casos son, de hecho, el currículum nacional.

Muchos de los rasgos de eso que llamamos identidad, de formas de entender ciertos fenómenos culturales, de juicios, prejuicios y concepciones de lo que somos o pensamos que somos como nación, o de nuestro papel frente al mundo, entre otras cosas, se entienden mucho mejor a partir de los contenidos expresados en los libros de texto.

Y explican, desde luego en algunos casos, las tensiones y polémicas, generalmente alentadas desde el frente más conservador; que si bien López Mateos quería evitar cuando pidió evitar expresiones que susciten odios, rencores, prejuicios y estériles controversias, de todas formas se produjeron periódicamente, desde finales de los años cincuenta y quizás hasta los años noventa del siglo pasado.

Pero hoy estamos en un nuevo escenario, por un lado, otros agentes formadores y de socialización compiten con la escuela; por otro, los medios de comunicación y las tecnologías de la información y la comunicación también se han sumado intensamente a los procesos informales de transmisión de información y de conocimiento, aún antes de que estos libros lleguen a las manos de los niños mexicanos.

Por eso, esta nueva generación de libros de Texto Gratuito ha representado un desafío mayor porque se inserta dentro de un proceso de profunda transformación educativa en nuestro país.

La Reforma Educativa del presidente Enrique Peña Nieto busca mejores maestros, mejores escuelas y mejores contenidos, por lo que se diseñaron Libros de Texto Gratuitos renovados y acordes con las orientaciones pedagógicas de los nuevos planes y programas de estudio y del Nuevo Modelo Educativo.

Es importante señalar que, para el diseño y edición de estos materiales educativos, han participado maestras y maestros en servicio, así como un nutrido grupo de expertos y de profesionales de la pedagogía y de cada una de las disciplinas y los niveles educativos, que han contribuido a mantener altos estándares de pertinencia editorial y de contenido.

Para ello hemos contado, entre otros, también con el apoyo de la Academia Mexicana de la Lengua; de la Academia Mexicana de las Ciencias; de la Academia Mexicana de la Historia, entre otras instituciones, que nos han ayudado para que los libros sean de la máxima calidad.

Los nuevos Libros de Texto entrarán en vigor en dos fases: en el ciclo escolar 2018-2019 se entregará un catálogo de 334 nuevos materiales educativos para los tres grados de preescolar, primero y segundo de Primaria, así como primero de Secundaria.

La segunda etapa iniciará en el ciclo escolar 2019-2020 cuando se entregarán los nuevos materiales para tercero, cuarto, quinto y sexto de Primaria, así como segundo y tercero de Secundaria.

Asimismo, se ha concluido ya en tiempo y forma la entrega de casi 187 millones de libros a los más de 600 almacenes regionales y centros de acopio, un mes ante del inicio del ciclo escolar 2018-2019.

En Telesecundaria se entregaron más de 17 millones; para preescolar, casi 20 millones; para primaria, 109 millones; para secundaria, cerca de 36 millones, y para Telebachillerato, casi un millón en todo el país.

El diseño y distribución de materiales tiene como elementos transversales, además, la equidad y la inclusión, así, sí se entregaron 18 mil ejemplares en sistema braille para primaria y cinco mil para secundaria.

Para los alumnos con baja visión, se entregarán 58 mil libros para Primaria y casi 21 mil para Secundaria, y para Educación Indígena, y por primera vez integrados a la currícula formalmente, se distribuyeron casi tres millones y medio de libros en todo el país, acercando con ello materiales de gran calidad en el idioma materno de millones de estudiantes en nuestro país.

En suma, se imprimieron 212 millones de Libros de Texto en beneficio de más de 26 millones de alumnos y 1.5 millones de maestros.

Es importante puntualizar que una vez en los centros de acopio de los estados, les corresponde a las autoridades educativas locales el último kilómetro, es decir, hacer llegar a los libros hasta las escuelas, según lo establece el artículo 19 de la Ley General de Educación.

Pero todo este gran esfuerzo no sería posible si no hubiésemos contado con el invaluable, decidido y eficaz apoyo de nuestras fuerzas armadas y eso es lo que le da sentido y colaboración a estas bases de colaboración que hoy suscribimos con las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina para que, en caso necesario, contemos con su apoyo para completar la entrega de estos libros en los lugares donde se produzca un grado adicional de dificultad derivado de desastres naturales o de problemas sísmicos.

Es evidente, y hay que reiterarlo, que el papel de las fuerzas armadas resulta decisivo pues proveerán la experiencia, la eficacia y la logística necesarias para la transportación segura de los materiales hacia esas regiones específicas.

La gran labor logística de nuestro Ejército Nacional y de la Armada de México garantizará entonces, que los materiales educativos lleguen en óptimas condiciones a las escuelas y que los alumnos de las comunidades más remotas y de difícil acceso puedan disponer de ellos al inicio del ciclo escolar 2018-2019.

Hoy, por ello, expreso, mi más sincero y cálido agradecimiento a los señores secretarios de la Defensa Nacional y de Marina, y a las fuerzas armadas, a todos ustedes, por esta extraordinaria colaboración y lo hago no solamente a nombre de esos niños en esos lugares remotos a los que ustedes nos van a ayudar a llegar, sino a nombre, en realidad, de los 26 millones de niños de México.

La forma, y con esto concluyo señores secretarios, la forma como Torres Bodet recordaría en sus memorias la gestación de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito no tiene desperdicio y permítanme citarlo.

“Pronto dejaría -dijo Torres Bodet en sus memorias- de ser secretario de Educación, pero no habría ya en nuestro país, en lo sucesivo, niño que careciese del material de lectura que todo estudio requiere.

“Recordé entonces -dice Torres Bodet- un retrato conmovedor: El de una niña que sostenía entre sus frágiles dedos un libro del primer grado. Sus ojos vivaces y sonrientes parecían prometer, a quienes los veía, la realización de una hermosa esperanza libre. Aunque han pasado los años los Libros de Texto se siguen distribuyéndose.

“No me hago –terminaba Torres Bodet a este respecto- ilusión alguna. Lo sé muy bien, quienes reciben esos volúmenes ignoran hasta el nombre del funcionario que concibió la idea de que el gobierno se los donase.

“No obstante, cuando al pasar por la calle de alguna Ciudad de México encuentro a un niño con su libro de texto bajo el brazo siento que algo mío va caminando con él”.

Pues hoy, cada niño podrá decir también que va a la escuela con sus libros bajo el brazo gracias al apoyo y la entrega de los soldados, los pilotos y los marinos de México y eso nunca lo olvidarán.

Muchas gracias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.