Entrevista otorgada por José Antonio Meade a HECHOS AM con Jorge Zarza

Ciudad de México, 16 de mayo de 2018

Pregunta: Me acompaña José Antonio Meade, el candidato de la coalición Todos por México, para platicarnos sobre el balance a la mitad de la campaña. Candidato, buenos días.

José Antonio Meade: Encantado, buenos días.

Pregunta: ¿Cómo va? ¿Cómo fueron los ajustes?

 

José Antonio Meade: Han jalado bien, la verdad es que nos han permitido que vayamos sobre el mismo riel partidos, campaña, que vayamos hablando con la misma voz, que articulemos las propuestas y que, en ese caminar juntos, tengamos la mayor posibilidad de que la gente conozca qué estamos proponiendo.   

 

Vamos a tener, más o menos, 18 mil candidatos, prácticamente todos ya empezaron campaña, los últimos en estos días, candidatos a presidentes municipales. Pero vamos a salir siendo la coalición que hable por las mujeres, por los adultos mayores, por los jóvenes, con claridad de qué queremos hacer en beneficio de cada uno en la educación y en salud. Ahí va, va caminando.

Pregunta: Ayer lo escuchamos ante los banqueros, donde decía: “Hay Meade antes y después del presidente Peña Nieto”. ¿Qué quiso decir o qué quiere decir? ¿O cuál es el mensaje?

 

José Antonio Meade: Mira, tengo una trayectoria propia, tengo más de 20 años de servicio ininterrumpido, antes de esta administración ya yo había sido dos veces secretario de Estado: secretario de Energía y secretario de Hacienda. Eso quiere decir que en esta campaña, en esta contienda, en esta elección, me presento con un perfil propio, con un perfil que tiene su propia historia, su propia trayectoria, que es quien va a estar en la boleta, quien aspira y pretende encabezar el destino de la nación.

Pregunta: ¿Cómo van los preparativos para el debate? Que, me parecen, han sido los foros más importantes para aquellos que no están en línea.

Muchas veces la gente que no está en los teléfonos, que no está en internet, que todavía hay muchos mexicanos, usted tendrá los datos, también votan, y se enteran solamente por los medios tradicionales, como les llaman.

 

José Antonio Meade: Acá vota todo el mundo. La campaña va a tener tres momentos, que son bien interesantes cuando uno los reflexiona en términos de cómo se construyen.

 

Un primer momento es éste, momento en donde hoy nos están escuchando en la mañana, a la mitad de la campaña, van a oír propuestas, perfiles, contrastes.

Y luego la ley nos obliga a todos a guardar silencio. Tenemos tres días antes de ir a la boleta para reflexionar sobre qué vimos y, entonces, nos vamos a acordar “Bueno, el otro día en la mañana escuchamos a un candidato que habló sobre salud, sobre qué quería hacer en educación, nos pareció interesante, sugerente”, lo contrastamos con otro candidato y, finalmente, en familia, ya sin el ruido de la campaña, empezamos a digerir un poco lo que escuchamos.

Y luego, en el único momento casi en donde, por ley, tenemos que estar solos, que es frente a la boleta, tomamos una definición en consciencia, de corazón, de hacia dónde queremos que el país vaya.

Sí, esos tres momentos habrán de correr, y dentro de esos tres momentos un debate es un gran escaparate para presentar, sobre todo, las propuestas en temas importantes.

En el primer debate nos oyeron hablar de seguridad, nos oyeron hablar de cómo combatir la corrupción, nos escucharon hablar sobre cómo enfrentaríamos la pobreza, y eso permite ya diferentes contrastes, contrastes en estilo, pero también contrastes en fondo.

Pregunta: Vamos a las propuestas. Ayer fue el Día del Maestro, ¿cuál es la propuesta para ellos? Hablaba de salarios.

 

José Antonio Meade: Mira, si uno revisa un poco qué hemos venido haciendo con todo el espacio educativo, hemos venido buscando la manera de que los niños, vayamos evaluando, para que estemos seguros de que están aprendiendo; hemos cambiado la forma como le enseñamos a los niños, ahora estamos no memorizando, sino aprendiendo a aprender.

Eso quiere decir que cambiemos, también, la forma como los maestros se van preparando para lograr los mejores resultados frente a los niños.

¿Qué nos falta? Nos falta reconocer que el elemento fundamental en la educación es el maestro y, por lo tanto, hay que estimularlo, hay que estimularlo porque se le está pidiendo un esfuerzo significativo y real.

Hay que darle al maestro un apoyo significativo y real en el salario, pero también en la capacitación. Así como tenemos un pilar de evaluación, necesitamos un pilar en donde el maestro sepa que el compromiso de gobierno es que esté permanentemente capacitado, tanto en la formación inicial en las Normales, como en la formación continua, para que el maestro pueda en todo momento, junto con los niños, incorporar tecnologías, incorporar idioma, incorporar pedagogía, y estemos permanentemente en la vanguardia de lo que necesitan nuestros hijos para salir adelante.      

Pregunta: ¿Esto es lo que se llama la Reforma Educativa?

 

José Antonio Meade: La Reforma Educativa tiene buena parte de estos contextos; la Reforma Educativa evalúa, la Reforma Educativa compromete al gobierno con el maestro para capacitarlo, la Reforma Educativa cambia el modelo de enseñanza para que dejemos de memorizar y empecemos a aprender a aprender, la Reforma Educativa le da a los planteles autonomía para ir haciendo sus gastos y mejorar su infraestructura.

Pregunta: Entiendo, junto con los papás, ¿no?

José Antonio Meade: Con los papás, les va dando juego, los va involucrando, va involucrando a todos. La Reforma Educativa pone a las niñas y a los niños al centro, pone a los maestros a trabajar junto con el gobierno para tener los mejores elementos para que salgan adelante.

Y la implementación implica que vayamos capacitando cada vez más a los maestros, cada vez mejor, de forma que estén actualizados en lo que estamos queriendo lograr y, para complementarla, hay que darle un esfuerzo, un empujón a los maestros.

Pregunta: ¿Por qué no quiere, entonces, Andrés Manuel López Obrador la Reforma Educativa?

José Antonio Meade: Mira, por muchos años la educación en México estuvo secuestrada por intereses que no tenían que ver con las niñas y con los niños. El gremio de los maestros, el poder sindical sobre los maestros y su trayectoria, hacían que muchas veces subordináramos el interés de los niños a intereses políticos.

La Reforma por eso pone al centro a las niñas y a los niños. Si regresamos a subordinar a los maestros para que tengan un interés distinto del eje central que son las niñas y los niños, nos va a pasar lo que nos ha pasado hasta ahorita, que la educación no da los mejores resultados y no les estamos dando a nuestros hijos los mejores instrumentos para salir adelante.

Por eso es tan importante que reconozcamos a los maestros, que los pongamos al centro del esfuerzo, que dejemos que ellos tengan control de su propia trayectoria, que los vayamos capacitando y que nada nos distraiga de lo fundamental, que es que nuestros hijos aprendan.

Pregunta: ¿En qué consiste este apoyo a las jefas madres de familia de 1200 pesos?

José Antonio Meade: Mira, si uno revisa lo que hemos venido haciendo en materia de pobreza, nuestro programa más importante se llama Prospera. El programa de Prospera le ayuda, y le ayuda de manera muy importante a las familias en México, a las que están en Prospera, para que las jefas de familia les puedan dar a sus hijos educación, salud y alimentación.

Pero se nos olvida trabajar, también, con las jefas de familia, jefas de familia que hacen esfuerzos todos los días por sacar adelante a sus hijos, jefas de familia a las que en muchas ocasiones les fallamos nosotros como gobierno, que no las ayudamos a terminar la primaria, la secundaria o la preparatoria, que no tuvimos la misma atención y cuidado en su salud que ellas, hoy, están teniendo con sus hijos.

Entonces, dar ese apoyo permite que pongamos atención en que las hijas y los hijos de esas jefas de familia tengan las mejores oportunidades, pero que no se nos olvide que hay, también, que sacarlas adelante.

 

Pregunta: Hablaba de Prospera, entiendo que va a subir a 2 millones de nuevas familias.

José Antonio Meade: Es un programa bien importante, y es un programa que nos asegura que no vayamos perpetuando la pobreza en el país y que vayamos teniendo mejores oportunidades en esas familias.

Las historias de esas familias son bien interesantes, y hoy lo que estamos viendo es que en un país que hace algunos años batallaba para que terminaran primaria y secundaria, son cada vez más los hijos y las hijas de familias Prospera que terminan la preparatoria, que tienen educación superior y que están rompiendo con su esfuerzo y el de su familia, el apoyo de sus madres y de sus padres, este círculo que nos tenía encerrado, permanentemente, viciosamente incluso, en una espiral de pobreza, y que ha venido cambiando.

Hay que fortalecer ese programa porque lo que México necesita para seguir creciendo es incluir, cerrar la brecha entre el norte y el sur, entre el que en México tiene y el que no tiene, cerrar la brecha entre el hombre y la mujer. Y toda esta estrategia está diseñada a ir cerrando esos espacios para que haya un sólo México del que nos beneficiemos todos.

Pregunta: ¿Incluir, incluso, a los que tiene algún familiar con discapacidad?

 

José Antonio Meade: Ese es un tema bien importante, cuando estuvimos caminando en SEDESOL, cuando estuvimos trabajando con las familias, un elemento central, un elemento que implica un reto bien relevante.

 

Pregunta: Pues cuesta más caro, ¿no?

José Antonio Meade: Y no teníamos un apoyo que reconociera que cuando está uno enfrentando una discapacidad, ocupa uno un apoyo diferente.

A mí de las cosas que más me impresionó cuando estaba en SEDESOL, alguna vez que estábamos en un comedor comunitario en Chihuahua, llegó una señora con su hija, que yo pensaba que tenía 7 u 8 años, pues a la hija que tenía 15 le daban ataques epilépticos desde chica, y tenía peso y talla de niña de 7 u 8 años, y el apoyo que le dábamos era claramente insuficiente para las necesidades que implicaba su adecuada atención.

En el reto que tenemos con discapacidad, hay que asegurar que la educación, la salud y el apoyo sea el necesario para que tengan las mismas oportunidades, que es nuestra obligación.

Pregunta: Estamos platicando con José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos Por México, aquí, en el foro de Hechos AM.

Un trabajador gasta en promedio entre el 20 y el 50 por ciento en transporte, ¿para ellos qué?

José Antonio Meade: Mira, estamos trabajando con la idea de que las 100 principales ciudades, desde el principio de la administración, trabajemos para tener un transporte público moderno y eficiente.

México ha venido aprendiendo recientemente como ir implementando un transporte público que funcione mejor.

Si te acuerdas tú, el primer experimento fue el Metrobús, la línea del Metrobús con este carril confinado, y ahí van caminando camiones articulados que les dicen. Hoy tenemos 16 ciudades que tienen ese esquema, deberíamos de buscar tener cerca de 100, con dos  elementos: no solamente el transporte público, sino un mejor diseño urbano.

Hoy ya nuestro reto no es que la vivienda deje de tener piso de tierra, que fue un reto muy importante si nos vamos a 1994, una de cada 5 viviendas tenía piso de tierra. Ahora, lo que tenemos que buscar es que el trazo de nuestra ciudad, su transporte público, la distancia entre la vivienda y el centro de trabajo, todos permitan una convivencia mucho más armónica.

Y el transporte público, desde el punto de vista de seguridad, desde el punto de vista de movilidad, desde el punto de vista de calidad, debiera ser absolutamente fundamental.

Pregunta: ¿Podrá haber un apoyo para los pasajes de ida, de vuelta?

José Antonio Meade: Sobre todo para los jóvenes.

Parte de lo que implica, cuando hemos hecho estudios de por qué un joven abandona la educación, tiene que ver, entre otras, por la dificultad, el costo y el tiempo del transporte público.

Si mejoramos el transporte público y acompañamos a los jóvenes con un apoyo para que el transporte público no sea obstáculo, para que la distancia no sea obstáculo, para que el gasto en el transporte no sea lo que implique o lo que impida que el joven termine sus estudios; aquí hay que hacer el esfuerzo máximo posible para que todos los jóvenes en México terminen la preparatoria y tengan la posibilidad de una educación superior, y eso pasa por apoyar sus gastos de transporte

Pregunta: Muy bien. A 45 días de las elecciones, ¿qué lo hace diferente hoy de Anaya y de Andrés Manuel? Empiezo con Ricardo Anaya.

José Antonio Meade: Experiencia, trayectoria, hoja de vida y honorabilidad. Aquí aportamos un trabajo, una vivencia y una experiencia que no tiene nadie más en esta contienda.

Y yo creo que hoy nos presentamos, frente al electorado, en la posibilidad de decir: “Yo tengo esta trayectoria, la tengo con esta limpieza, puedo ver a los ojos al ciudadano y a mis hijos, he venido dando resultados”. Y en un país complicado, que enfrenta un mundo complicado, hay que apostarle a la certeza.

Estoy seguro de que en conciencia le vamos a apostar al candidato que nos dé más certidumbre, que implique no solamente menos riesgos, sino mayor oportunidad y que nos dé una visión de futuro clara, con experiencia y con unidad.

Pregunta: ¿No hay ninguna similitud con Andrés Manuel?

José Antonio Meade: Yo creo que si vamos revisando, casi, cualquiera de estas alternativas, pues vamos encontrando que la visión es bien diferente. Y en esta elección vamos a escoger persona y vamos a escoger programa, y ni las trayectorias de vida son iguales ni la experiencia es igual, pero, sobre todo, la agenda y la visión del país es muy diferente.

Aquí hay una visión que apoya las inversiones, hay una visión que apoya la apertura, hay una visión que apoya el comercio, y que apoya el comercio, la apertura y la inversión porque esas traen consigo empleo, traen consigo mayores oportunidades, la conciencia de que tenemos que trabajar para que ese Congreso y que esas inversiones ayuden a que el esfuerzo que están haciendo todos los que no están viendo funcione mejor.

Hoy nos están escuchando muchísimas gentes que tienen un empleo que depende del comercio, que tiene un empleo que resulta de un proceso de inversión importante, y lo que tenemos que hacer es que esos empleos sean más y mejor pagados.

Y tenemos que lograr que esos empleos lleguen a zonas y en beneficio de gente que todavía hoy no están encontrando las oportunidades que merecerían.

Pregunta: Muy bien. Voy a aprovechar la entrevista para quitarle el disfraz o el vestuario de candidato, para preguntarle sobre el TLC, ¿qué está pasando con el TLC? ¿Se va a negociar, no se va a negociar? Se lo pregunto porque fue secretario, porque conoce las entrañas de esto.

José Antonio Meade: El TLC, hoy vigente, se negoció en 1994. Y otra vez pido a quien nos están escuchando que piensen cómo era su vida y su consumo en 1994. Hay muchas cosas que vemos, que consumimos hoy, que son parte de nuestra realidad cotidiana hoy, que en 1994 no existían.

Eso quiere decir que el TLC sí tiene una gran oportunidad para actualizarse y modernizarse, nadie se imaginó en 1994 que México iba a ser la cuarta potencia más importante exportadora de automóviles.

Nadie se imaginó en 1994 que México sería líder en aeronáutica, nadie se imaginó la transformación que implicaría el comercio. Pero es una transformación que ha implicado pues un cambio fundamental en toda la región norteamericana de un Tratado que hoy tiene ya una antigüedad que permite pensar que se puede mejorar en beneficio de México, de Estados Unidos y de Canadá.

Es una negociación difícil y complicada, pero claramente hay espacio para que a los tres países les vaya mejor.

Yo creo que debemos de pensar que el escenario base, que lo más probable es que encontremos forma de actualizarlo en beneficio de los tres países.

Siempre son negociaciones complicadas. Si nos acordamos, la negociación del Tratado de Libre Comercio inicial pues tomó cuatro o cinco años. De hecho, desde que se dieron el saludo para decir: “Ya estamos de acuerdo en los términos”, solamente redactarlo tomó más de un año.

Es normal que las negociaciones vayan tomando tiempo, yo tengo fe en un elemento adicional: hoy México tiene un equipo negociador extraordinario.

México ha negociado, y si vemos solamente este año: estamos negociando con Europa, estamos negociando con América Latina, estamos negociando con los países asiáticos, estamos negociando con países del Medio Oriente y estamos sentados en la mesa con Estados Unidos y Canadá en el Tratado de Libre Comercio.

Como nunca, hoy México tiene actores conocedores que aportan su experiencia y su talento, y por eso yo creo que debemos de pensar que nos va a ir bien.

¿Qué tenemos que hacer además? Hacer nuestra tarea en México, ya que vimos que hay un riesgo, en términos del tratado, México tiene que hacer su tarea dentro y tenemos que convertirnos en el centro logístico que tenga los mejores puertos, aeropuertos carreteras y las instituciones más creíbles para que esa sea nuestra principal ventaja.

Pregunta: La última y nos vamos, hoy amaneció el dólar arriba de 20 pesos.

¿Qué está pasando con el país?

 

José Antonio Meade: Yo creo que está reflejando varias preocupaciones, entre otras, la preocupación electoral.

El tipo de cambio refleja qué es lo que piensan los mercados que puede pasar con el país hacia adelante.

Los mercados se fijan en dos cosas, que son importantes para los mercados, pero es bien importante para quienes nos están oyendo: los mercados se fijan en cómo va a ser México, desde el punto de vista de sus Finanzas Públicas, si las va a mantener fuertes, si va a ser capaz de enfrentar sus compromisos de deuda; y qué va a hacer México para crecer.

Cuando el mercado tiene dudas de que México va a fortalecer sus finanzas públicas o tiene dudas de por dónde va a venir la fuente de crecimiento de México, pues vemos estos episodios de inestabilidad.

Los vimos el año pasado y costó mucho trabajo convencer a los mercados de que nos tuvieran confianza, se logró.

Parte de lo que estamos viendo pues es ruido e incertidumbre, por eso yo he insistido mucho en que hay que atender a las propuestas, a los perfiles, a las personas y apostarle al que nos dé un entorno de desarrollo mucho más estable y mucho más cierto, y esa alternativa soy yo.

 

Pregunta: José Antonio Meade, gracias candidato.

ooOOoo

Ciudad de México, 16 de mayo de 2018 

 

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a ADN 40 con Leonardo Curzio

Pregunta: Aquí en el estudio José Antonio Meade, bienvenido.

José Antonio Meade: Leonardo, encantado, me da mucho gusto de estar contigo y acompañarte hoy.

Pregunta: Cuéntanos ¿todavía se puede cambiar la historia electoral de este país?

José Antonio Meade: Yo creo que sí, con amplitud. Y déjame explicarte por qué: hay 193 países en el mundo, 194 según el departamento de Estado, y de esos 173 tienen elecciones.

Ninguno de los 173 países resuelve sus elecciones con encuestas, porque todos reconocen que las elecciones tienen tres momentos: un primero momento como éste, en donde hablamos, platicamos, discutimos, debatimos, lo hacemos en público, lo hacemos con amplitud, lo hacemos platicando con nuestros amigos, lo hacemos platicando en los debates, lo hacemos con un enorme afán, incluso, de publicidad.

Después, por ley, en todas las elecciones hay un momento en donde los políticos guardan silencio para dejar que los ciudadanos reflexionen. Y, finalmente, frente a la boleta, en la soledad de la boleta, en la intimidad de esa reflexión, por ley casi el único espacio donde tenemos que estar solos, vamos a tomar la definición de a quién le queremos encargar el destino de este país.

Son tres momentos difíciles, son tres momentos diferentes y el momento más importante, el momento cumbre, es cuando resolvemos frente a lo boleta. Y ahí lo vamos a hacer en un entorno en donde reflexionamos y en donde, además, tomamos una definición que es ya a conciencia y de corazón, por un lado.

Por otro lado, nosotros vemos países como España en donde las campañas duran 15 días.

Pregunta: 15 días.

José Antonio Meade: Eso quiere decir que en 15 días la elección sube o baja, regresa, repunta, cambia, le falta mucho a esta elección por ver, por oír, por reflexionar, por contrastar.

De hecho, en esta elección deberían de haber  más de 18 mil candidatos, hay muchas campañas que todavía no empiezan: apenas están empezando las campañas de presidencias municipales, apenas los partidos están empezando a movilizar sus estructuras, apenas estamos logrando, por la vía de esas estructuras, salir a contactar y a convencer a una ciudadanía desde un punto de vista mucho más amplio.

Tienen su ritmo las campañas, van avanzando. Entonces querer adelantas vísperas, siempre es una mala idea.

Pregunta: Tú, por supuesto, vas a ir al debate que tendrá lugar en Tijuana, y el gran tema es el que hoy se convierte en la gran reflexión de este país: ¿qué hacemos con los Estados Unidos?

Claramente pues no habrá posibilidad de pactar un TLCAN, en este periodo legislativo y viene un periodo de incertidumbre, como de replanteamiento del país. Será, como digo, uno de los grandes temas del debate de Tijuana.

¿Tú por donde ves las cosas, José Antonio?

José Antonio Meade: Mira, la relación entre México y Estados Unidos es probablemente la más completa y de la más complejas del mundo, por donde lo veamos: por el comercio, por la migración, por la seguridad, por la energía, por el agua, por el medio ambiente, por la conectividad. Y es una relación que no es intensiva y que no descansa fundamentalmente en el Tratado.

Yo creo que ahí ha habido un cambio fundamental, cuando firmamos el Tratado de 1994, el Tratado detonó un proceso de integración. Hoy ese proceso de integración es lo que le da soporte a la relación, pero ahí están las carreteras, están los cruces fronterizos, están puertos, están los ductos, está toda una infraestructura real, todo un andamiaje de negocios, toda una historia de relaciones que le da soporte a la relación y le da soporte al Tratado.

Pregunta: Mil millones de dólares comerciamos diario, ¿no?

José Antonio Meade: Eso es lo que les vendemos, pero el volumen completo de ida y vuelta, entre los tres países, es de más de 2 billones de dólares todos los días. Son más de 1 millón de cruces legales fronterizos todos los días.

En lo que estamos platicando tú y yo, se comerciaron más de 1 millón de dólares por minuto, eso da una idea de la densidad de la relación.

Muchos países del mundo comercian con Estados Unidos sin tener un Tratado de Libre Comercio, ¿cuál debería de ser la llamada de atención para nosotros?

Yo estoy seguro de que vamos a tener Tratado. A alguna altura, más allá de la incertidumbre de corto plazo, siempre negociar un tratado es difícil, pero si México se consolida como una plataforma logística, si tenemos los mejores puertos, los mejores aeropuertos, los mejores cruces fronterizos, las mejores instituciones y nos consolidamos como ese centro que logísticamente puede comerciar con Estados Unidos y con el mundo, el Tratado nos va a ayudar siempre, pero nos va a ayudar más el que tengamos esta modernidad en cada uno de los elementos de infraestructura que le dan apoyo al comercio.

Hay que hacer la tarea dentro, y eso nos va a dar una fortaleza cada vez que enfrentemos dudas o incertidumbres fuera, como las que estamos enfrentando ahorita.

Pregunta: Un tema central en la relación con Estados Unidos, ¿qué hacemos con ellos en materia de seguridad? Por supuesto está el tema de las drogas, está el tema de las armas, en el que tú has desarrollado una propuesta concreta. ¿Pero en qué tono y qué habría que decirle a los Estados Unidos en este tema que agobia tanto al país, José Antonio?

José Antonio Meade: Mira, con Estados Unidos hay que hablar con todas las instancias y de todos los temas.

No podemos dejar que la relación se nos vuelva una relación monotemática y es una relación como la que tiene uno en el matrimonio y en el día a día, si solamente hablamos de un tema en el matrimonio se nos acaba desgastando, hay que hablar de los hijos, de la escuela, de los proyectos.

Pregunta: Pero si estás casado con Trump, tu vida es un problema serio ¡eh!

José Antonio Meade: No, pero entonces hablas con los secretarios y hablas con los gobernadores, y hablas con los alcaldes, y hablas con la comunidad de negocios, y hablas con los empresarios, y hablas de fronteras, y hablas de agua, y hablas de seguridad, y hablas de migración y le das así una dimensión amplia a la relación, en donde vas encontrando en los diferentes elementos, a veces mejores momentos en unos temas que en otros, pero todo sobre la mesa.

¿Cuál debiera ser el principio rector? Qué le interesa a México.

¿Hablar de seguridad con Estados Unidos? Sí, sí a México le interesa y le sirve.

¿Hablar de migración con Estados Unidos? Siempre, si a México le interesa y le sirve, en qué temas, de qué tono y en qué manera. En una migración, además, que es un tema que va de ida y vuelta.

Hoy nosotros tenemos en México más o menos 500 o 600 mil niños americanos en nuestras escuelas públicas, resultado de la reunificación familiar con cargo a la política de deportación.

En Estados Unidos el migrante, que lo que quiere no es oír grandes discursos, quiere una licencia para manejar, quiere que sus hijos paguen la misma colegiatura que los residentes, quiere poder ejercer libremente su profesión, quiere cerrar la distancia entre los derechos que tiene el ciudadano y los derechos que tiene el migrante, y eso es parte de nuestro reto de todos los días.

México tiene que jugar en esta relación con inteligencia, con dignidad, con claros principios y limites, en términos de lo que quiere buscar en cada uno de los temas. Pero tenemos que lograr que el diálogo siempre sea un diálogo amplio, porque eso nos ayuda a balancear y a que la relación se aquilate en todas sus dimensiones.

Pregunta: A veces tengo la impresión, José Antonio, así son las elecciones, es la disputa por el poder, que nos desgastamos más en un interescuadras que en la competencia internacional que tenemos.

Me resulta desconcertante, no diré más, que la obra de infraestructura más importante de este país sea, efectivamente, hoy motivo de la campaña; que la Reforma Educativa, que se supone que va a proyectar a los chicos a un futuro mejor y que fue, de hecho, aplaudida por la OCDE, sea ahora objeto de disputa en las campañas, ¿no es paradójico esto?

José Antonio Meade: Sí, sí es paradójico, es bien importante y es bien preocupante. Y por eso es por lo que yo estoy seguro que yo voy a ganar y que le falta mucho a esta elección, por ir justamente digiriendo, en términos de lo que está en juego.

No está en juego quién es el presidente, está en juego cuál es el modelo de país, a dónde queremos ir hacia adelante, yo por eso presentó un poco mis presentaciones, y a veces parecen medio académicas, pero lo que está en juego es lo que tú dices.

Pregunta: Recomiendo mucho la lectura de tu libro.

José Antonio Meade: Muchas gracias.

Pregunta: Hablando de temas académicos y de rigor, un libro en el que expresa, por cierto un prólogo de Luis Rubio muy potente, que habla del cambio institucional y del liderazgo. Pero sigue, por favor.

José Antonio Meade: Buenos, uno puede revisar y, de hecho, es lo que yo he tratado de hacer en esta parte propositiva de la campaña, cómo ha venido evolucionando el mundo en los últimos cien años, de 1910 a la fecha

¿Qué es lo que vemos? El mundo en 1910 vivía poco y vivía mal, la gente ganaba en promedio menos de 2 mil dólares al año y la gente vivía menos de 34 años en promedio en el mundo. De entonces para acá, hemos visto un mundo que evoluciona, y que evoluciona de manera muy importante y, de suerte tal, que hoy hay países que viven muy  bien y que ganan mucho, y países que siguen viviendo como en 1910.

Y podemos ver qué es lo que distingue a un país al que le ha ido bien de un país al que le ha ido mal. Y podemos, en consecuencia, entender qué es lo que está proponiendo cada candidato y ver cuáles serían las consecuencias

¿A qué países les ha ido bien? Le ha ido bien a un país que tiene un buen Estado de Derecho, le ha ido bien a un país que tiene seguridad, le ha ido bien a un país que combate efectivamente la pobreza, le ha ido bien a una país que pone al centro un esfuerzo educativo, le ha ido bien a un país que resuelve el reto de darle a sus ciudadanos acceso a la salud.

¿Qué está en juego hoy en la elección? Todo eso.

Si vamos revisando las propuestas, podremos ver si esas propuestas nos acercan o no a que al país le vaya mejor.

Un país que cancela proyectos de infraestructura importantes como el del aeropuerto, es un país que no va a tener un impulso al crecimiento por la vía de conectividad.

Pregunta: Y le da marcha atrás a la Reforma Educativa.

José Antonio Meade: Es un país que no va a tener la posibilidad de darle a sus hijos y a sus hijas, el mejor futuro y las mejores herramientas.

Entonces, lo que podemos hacer es, con mucha, sí emoción, porque este es un tema racional, luego la gente dice “es que no hay que ser tan racional en las propuestas”, hay que ser racional en el debate, porque la emoción de lo que está en juego es nuestro futuro, y podemos ver si en nuestro futuro y el de nuestro hijos, sería mejor en función de lo que cada candidato está proponiendo.

¿Qué creo yo? Que si tenemos una mejor política educativa, si le apostamos a los maestros, si los capacitamos, si como gobierno nos obligamos a que los maestros tengan siempre los mejores elemento pedagógicos de infraestructura, de capacitación y de sueldo, les va a ir mejor a nuestros hijos, si revisamos que no haya ningún interés en nuestro sistema educativo más que los hijos, o los niños, las niñas, al centro, pues le va a ir mejor al país porque les vamos a dar mejores elementos.

Y si así revisamos cada propuesta, la pregunta que tenemos que hacernos es: ¿esta propuesta nos mueve para adelante o para atrás? Y, ¿qué es lo que deberíamos de hacer en la elección? Votar por el candidato que nos presenten un conjunto de iniciativas que le ayuden al país a moverse hacia adelante.

Y yo por eso le apuesto mucho a que en el espacio de reflexión, mientras más vayamos conociendo de los candidatos y de sus propuestas, esta elección es una elección en donde vamos a escoger entre futuro y pasado, entre certidumbre y riesgo, y México va a acabar apostándole a la certidumbre y al futuro, y por eso estoy cierto que voy a ganar.

Pregunta: Te pregunto porque hay una narrativa, hay un relato que ha ido ganado espacio, ayer oí a un rector de una universidad privada diciendo que este país está como al borde del colapso, que estamos efectivamente muy mal y que, por lo tanto, pues ocurra lo que ocurra, de todas maneras, no podemos estar peor.

Esta idea se ha consolidado en un sector amplio de la población, y uno dice “bueno, sí tenemos pleno empleo, sí hay, efectivamente, muchas cosas que han ocurrido en este país, aunque hay otras que siguen pendientes”, yo cosecho de tu libro esta idea de que una burocracia profesional, tú lo pones en la lucha contra la corrupción, yo tengo la impresión de que una reforma administrativa, es decir, este país está muy mal en muchos temas, pero sigue teniendo un sistema de administración pública muy ineficiente, particularmente en seguridad, ¿no? Y procuración de justicia, ¿no habría que empezar por ahí, José Antonio?

José Antonio Meade: Sin duda. Sí, y ahí lo planteamos en el libro como diagnóstico. Dos reflexiones: una elección siempre es la oportunidad de hacer una evaluación de cómo vamos, y vamos a encontrar en una elección, y es muy importante reconocerlo, con autocritica, que hay muchas cosas que están funcionando mal, la seguridad está funcionando mal, hay un profundo enojo y coraje frente a la corrupción, hay mucha frustración frente a un reto de pobreza que no logramos superar, pero hay muchas cosas que están funcionando bien, también.

Pregunta: No ha estado (inaudible) para edificar infraestructura, socavones.

José Antonio Meade: Con un gasto que no funciona adecuadamente, con una infraestructura que no planeamos.

Parte del problema que tenemos hoy en el país es que tenemos muchos instrumentos financieros para hacer infraestructura y no tenemos proyectos, no tenemos visión de largo plazo, no planeamos nuestra infraestructura.

Hay muchas áreas de oportunidad para hacer las cosas mucho mejor, pero este es un país que ha tenido enormes retos que ha venido superando.

Para ver el tema educativo, estuvimos revisando mucha información. En 1960, que es un tema que nos obliga a todos en los que en México hemos tenido oportunidades, solamente el 0.3 de la población tenía educación superior, en 1960, sólo el 19 por ciento de la población tenía estudios de primaria, eso quiere decir que de 1960 para acá, la transformación a lo educativo ha sido profunda.

¿Qué necesitaba el país en 1960? Alfabetización. ¿Qué necesita el país hoy? Educación superior.

En 1994, el 40 por ciento de las viviendas no tenían drenaje, el 20 por ciento de las viviendas en México tenían piso de tierra, ¿qué se necesitaba entonces? Pues cambiar el piso de tierra por piso de cemento, llevar servicios básicos a la vivienda, electrificar. En 1994, 3 de cada 10 viviendas en Chiapas no estaban conectadas a la red eléctrica.

¿Qué quiere el país hoy? Ciudades bien trazadas y bien urbanizadas, un buen transporte público, dignidad no solamente en las viviendas, sino cercanía entre la vivienda y el espacio en donde estamos trabajando para que tengamos mejor calidad de vida.

Nos hemos vuelto correctamente más eficientes y los retos se han vuelto más complicados porque hemos venido caminando, cada vez hay que exigirle más al gobierno.

Hoy, en materia de seguridad ni las instituciones ni el esfuerzo, ni la escala del esfuerzo, han sido suficientes. Tenemos masivamente que prevenir, y eso implica un despliegue de todas las secretarías y de todos los niveles de gobierno para reconstituir el sentido de vecindad de nuestras comunidades.

Necesitamos masivamente disuadir, y eso implica cuidar nuestras fronteras de armas, evitar que le llegue el dinero a la delincuencia organizada, un transporte público moderno, eficiente y seguro, cámaras de video e inteligencia.

Y necesitamos masivamente hacer un esfuerzo para que en México, cuando violes la ley, haya consecuencias. Hoy en México sólo 3 de cada 100 delitos que se denuncian, tienen consecuencia.

Si no prevenimos, disuadimos y aseguramos que haya consecuencias, no vamos a resolver el problema de seguridad.

Pregunta: Uno de los sectores más irritados y que han perdido mucho el sentido de la esperanza de que este país mejore son los jóvenes. ¿Cómo te estás dirigiendo a ellos, José Antonio?

José Antonio Meade: Mira, la juventud en México tiene, y nosotros frente a ellos, un enorme reto y una gran responsabilidad. Tenemos que lograr que México sea un país de preparatorias, tenemos que lograr que en México los jóvenes terminen la preparatoria y que tengan garantizado un espacio en educación superior.

¿Qué tan importante es esto? Si en México tú terminas la preparatoria, vas a vivir 5 años más que si no la terminas; si en México terminas la preparatoria vas a ganar 41 por ciento más que si no la terminas.

Cuando revisamos la pobreza extrema en México, 9 de cada 10 personas que viven en pobreza extrema, no terminaron la preparatoria.

Para darles esperanza a los jóvenes, tenemos que darles instrumentos, el instrumento más importante es la educación, por eso tan relevante el debate de la Reforma Educativa, de nuestras políticas educativas y de qué vamos a hacer como país para que sí o sí los jóvenes terminen la preparatoria. Y los que no la terminaron, qué vamos a hacer para irlos a buscar y darles los mejores elementos para que puedan incorporarse al sector laboral formal o para que puedan emprender, o para que puedan poner un negocio.

Un país que incumple, desde el punto de vista educativo, es un país que no le está dando a la juventud instrumentos.

Hoy tenemos en México 48 millones de ciudadanos que no terminaron la preparatoria, solamente 34 millones de mexicanos la han terminado, estos 48 millones enfrentan un México complicado, enfrentan dificultades para encontrar un empleo, enfrentan dificultades para emprender.

Dos acciones tendríamos que hacer: que los que estén ya en el sistema educativo no dejemos, por ninguna razón, que terminen o que deserten de sus estudios hasta terminar con la educación superior.

Y a quienes les fallamos como gobierno y como país, salir a buscarlos para darles elementos que les permitan emprender, poner un negocio o tener la posibilidad de reencontrarse con un espacio de educación formal de varias maneras, desde la educación dual, que combine el estudio con el trabajo, hasta la educación híbrida, que combine la presencia en las aulas con educación a distancia por la vía de mecanismos tecnológicos.

Pero nuestro gran reto es esa transformación, y si lo logramos, vamos a darle al país una mucho mejor plataforma.

Pregunta: Ayer me decía el embajador alemán: “México debe aprovechar su condición de país industrial para apostar más por esta educación dual”.

José Antonio Meade: Bueno, a mí me tocó visitar con el canciller alemán, hoy, de hecho, el presidente de Alemania, nos tocó visitar, para fortalecer el modelo de educación dual en Guanajuato.

Es una gran oportunidad, tenemos experiencias del mundo, tenemos flexibilidad para poderlo hacer.

Pregunta: Le cambias la vida a la gente. Oye, está esta tentación también, igual que está esta narrativa de que estamos al borde del desastre, esta tentación de la demagogia, es decir, a ver, el presidente puede controlar los precios, hoy tenemos el petróleo a 65.50 la mezcla mexicana, y el dólar rozando los 20.

Este asunto es la demagogia, decir “yo puedo controlar los precios y bajarlos”, ¿a ti qué opinión te merece, José Antonio?

José Antonio Meade: Me preocupa, y me preocupa mucho.

Mira, nosotros hemos visto dos experiencias en términos del ánimo que tú decías. Nos vamos a Argentina, hace algunos años, y la expresión política en Argentina era: “que se vayan todos, los políticos no sirve ninguno, que todos se vayan”, se fueron, llegaron los Kirchner y, hoy, puede uno afirmar, en el caso de Argentina, que prácticamente perdieron el siglo.

Argentina tenía más recursos y ocupaba un mejor lugar en el mundo a principios del siglo pasado, que hoy. Argentina es de los pocos países que estaban ya, prácticamente, considerado como un país desarrollado y que hoy está siendo un país, en vías, casi, de subdesarrollo, y todos los días, a pesar de los esfuerzos que están haciendo, enfrentan dificultades.

Venezuela, en Venezuela la expresión era exacta la que tú decías. En Venezuela el sentimiento social antes de la primera elección de Chávez es: no podemos estar peor, y sí podemos estar peor. ¿Cuándo podemos estar peor? Cuando regresamos a la tentación de un gobierno en donde no sólo no se reconocen las libertades, un gobierno en donde no se aceptan críticas, sino un gobierno que piensa que desde el gobierno se puede manejar la economía, que desde el gobierno se pueden controlar y fijar los precios.

La última vez que México trató de hacer eso, la última vez que oímos un discurso de política pública, en donde expresamente decíamos: “Vamos a cerrarnos al comercio, vamos a ser autosuficientes, vamos a tener precios de garantía”, fue en los 80, antes de la crisis más profunda que México ha tenido, fue la crisis de 81- 82, una crisis en donde recuperar los niveles de vida que teníamos a finales de los 70´s, comparados con los que teníamos o los que pedimos en 80-81, nos tomó 20 años.

Claramente cuando caemos en la tentación de pensar que la economía debe manejarse desde Los Pinos por una burocracia o por un gobierno, ponemos al país en riesgo.

Y yo, de nuevo, estoy seguro que en este espacio de reflexión y en este espacio de intimidad, México no le va a apostar al riesgo, México no le va a apostar a la división, México no le va a apostar al encono.

México le va a apostar a la certidumbre, le va a apostar a la unidad, le va a apostar al futuro y le va a apostar a las libertades, las libertades de emprender, las libertades de trabajar, las libertades de que sea la sociedad la que tenga control y dominio de nuestro futuro y no un gobierno que pretenda decirte cuándo sí y cuándo no, en dónde sí y en dónde no.

Pregunta: Candidato Meade, un placer tenerte con nosotros.

José Antonio Meade: Leonardo, me da mucho gusto saludarte.

Pregunta: Muchas gracias.

ooOOoo

Ciudad de México, 16 de mayo de 2018 

 

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Radio Fórmula con Ciro Gómez Leyva

Pregunta: Estamos contentos de tener hoy en el estudio al candidato del PRI, del Partido Verde y Nueva Alianza a la Presidencia, José Antonio Meade.

José Antonio Meade: Ciro, gusto en saludarte.

Pregunta: Encantado, José Antonio.

José Antonio Meade: Siempre contento de estar acá contigo.

Pregunta: Brevemente vamos a hablar de la campaña, de tu campaña, de cómo vienen las cosas en el debate. Pero te pediría un par de respuestas sobre temas en los cuales, o tú eres especialista o tú los tomaste en algún momento.

Primero, tú fuiste el único candidato que le dio entrada, o que creyó, que Alejandro Gutiérrez, el ex secretario general adjunto del PRI, había sido torturado en Chihuahua y Javier Corral se burló de ti.

Cinco meses después sabemos, o dicen, que se aplicó el protocolo de Estambul, no sabemos los resultados José Antonio.

José Antonio Meade: A mí me parece un escándalo lo de Chihuahua, me parece un escándalo de abuso en todo sentido. Y me parece que, más allá de que sea controvertido o no pronunciarse en México, en las elección, pero más allá de las elecciones, cuando vemos que hace o que pasa lo que está pasando en un estado como Chihuahua, es de preocuparse.

Claramente medió, y se ha venido acreditando en el tiempo, tortura.

Yo soy abogado y no hay manera, jurídicamente hablando, de que alguien que no es funcionario de un gobierno cometa peculado.

No hay forma, técnicamente lo que está pasando en Chihuahua debiera de preocuparnos a todos.

Pregunta: ¿Pero viste cómo 70 patrullas, pese a la orden de un juez federal, para que lo traigan a un penal federal? Chihuahua dice: “De aquí no se va y ahí les van 70 patrullas”.

José Antonio Meade: Me parece verdaderamente lamentable.

Yo creo que teníamos, no sé si lustros o décadas, de no haber visto un comportamiento con ese dejo autoritario, con ese dejo de suficiencia.

Te voy a decir, yo fui, voy y seguiré yendo muchas veces a Chihuahua, y lo que está pasando en Chihuahua es un dejo en todo sentido.

Chihuahua tenía, en su peor momento, 220 homicidios por cada 100 mil habitantes en Juárez; tenía 110 homicidios por cada 100 mil habitantes en Chihuahua en su conjunto, se redujo a la décima parte.

Y hoy vemos un Chihuahua fuera de control en lo delincuencial, cayendo todos los indicadores económicos y en un ejercicio del que solamente ya leíamos en la época del caudillismo exacerbado en México, una conducta como la que estamos observando.

Yo, en su oportunidad, levanté la voz, y hoy, aprovechando que me lo preguntas, lo vuelvo a hacer, me parece que debemos de hacerlo todos, un uso, como el que estamos viendo, hace Javier Corral de sus instancias de seguridad en el estado, me parece que ya no es compatible con el México democrático que aspiramos a construir.

Pregunta: Oye, y segundo tema. Increíble que apenas ahora el Banco de México vaya a crear una Unidad de Seguridad Cibernética, después de la crisis que estamos viendo. Eso te lo pregunto como ex secretario de Hacienda.

José Antonio Meade: A nosotros nos tocó; de los últimos, últimos eventos que tuvimos en la Secretaría fue ese, un poco llamar la atención.

Convocamos a todos los expertos internacionales para poner lupa en los riesgos de ciberseguridad, y hablamos de la importancia de que hubiera un diálogo entre los que estaban siendo víctimas de hackeos en el sector privado, las autoridades, que hubieran protocolos de comunicación, que tuviéramos mecanismos para comunicarnos y ver qué estábamos aprendiendo de cómo hacerle frente, que se tipificaran los delitos de ciberseguridad.

Es un tema que va a ser bien importante en el futuro que es bien importante en el presente, como lo pone de relieve lo que pasó en el Banco.

Pregunta: En el Banco de México.

José Antonio Meade: En el Banco, que además tiene una gran fortaleza. Yo estoy cierto de que se va a resolver, que se va a resolver bien, que es una experiencia de la que vamos a aprender.

Pero nosotros llamábamos la atención de la importancia de fortalecer la capacidad del país, para hacer frente a los riesgos de ciberseguridad, en octubre del año pasado en un seminario bien importante.

Yo creo que hay que retomar esa agenda, yo creo que hay que incluirla como una agenda de seguridad nacional y como una agenda de un riesgo que tenemos que tener la capacidad  de enfrentar de mejor manera.

Sí, es un tema importante, es un tema importante que nos enfrenta a riesgos que nos vienen de adentro, que nos vienen de afuera, en donde pueden, así como aquí, desestabilizar el sistema de pagos, aunque, insisto, es un tema que está hoy, y lo dice el banco, y lo dice bien y no habría por qué dudarle, bajo control, pero nos vuelve a poner acento en que los temas de seguridad, son los físicos, que estamos viendo y son los cibernéticos, y que en los dos implica que hagamos tarea.

Pregunta: Bueno, ¿listo para el domingo?

José Antonio Meade: Listo, trabajando.

Pregunta: Segundo debate en Tijuana.

José Antonio Meade: Temas importantes, nos toca hablar de comercio internacional que, además, hoy, ahorita, tú lo comentaste también en la mañana, pues en un tema que nos va a implicar retos bien importantes, cómo nos vemos en el mundo, cómo nos vemos con Estados Unidos, qué tenemos que hacer bajo diferentes escenarios, la inversión, la ciberseguridad, la seguridad transnacional y la migración.

Yo creo que son temas que para México están en la agenda, son centrales, complementan el primer debate, nos vuelve a dar la oportunidad.

Pregunta: Te los van a cargar todos a ti, se los van a cargar todos los males a este gobierno, al PRI, van a decir “todo se agravó en los últimas cinco años, en los últimos cuatro años”, “no se hizo nada”, “y Trump”, “y la frontera”, “y los indocumentados centroamericanos”.

José Antonio Meade: Sí. A ver, eso es algo.

Pregunta: Y tú terminas cargando todo eso.

José Antonio Meade: Sí y no, porque también cargo con los aciertos. Yo fui canciller.

Pregunta: En un debate nadie te va a reconocer ningún acierto.

José Antonio Meade: Quién sabe, ¿eh?

Pregunta: Ni como secretario de Desarrollo Social ni como canciller ni como secretario de Hacienda.

José Antonio Meade: Quién sabe, yo creo que al país le ayude.

Pregunta: ¿Quién te lo va a reconocer? ¿Margarita?

José Antonio Meade: No, no, en el debate no, pero yo seré capaz de plantear lo que yo creo que debemos de hacer hacia adelante, sino hacerlo sobre la base del único en ese debate que ha tenido experiencia.

A ver, Andrés Manuel no ha tenido experiencia de comercio internacional, Ricardo no ha tenido experiencia, ninguna, en nada, Margarita yo creo que ha tenido experiencia, la que pudo haber acumulado de ser parte activa de esos debates y además los que derivan de su formación profesional, que es una formación sólida.

Pero aquí, el único que ha saludado a un migrante de mano, que ha trabajado con ellos no para pedirles el voto, sino para ver cómo podemos serle útil, el único que ha estado en las mesas negociando y platicando como el comercio internacional nos puede ayudar, el único al que le ha tocado promover inversiones del resto del mundo en México, para que esas inversiones generen empleo, generen espacios de educación, se consolide el modelo de educación dual, el único que ha tenido experiencia en esos temas, y puede hablar no solamente con esa autoridad de qué debiéramos de hacer, sino con lo que ha venido haciendo, se oye mucho en los discursos de la importancia, y todos lo vamos a decir seguramente en el debate, de defender la integridad de nuestros migrantes allá, de trabajar con ellos.

Pregunta: Sí, sí.

José Antonio Meade: Ahora, ¿eso qué quiere decir en el día a día? Trabajar para tener una licencia de manejar, nunca, como cuando yo fui canciller, trabajar para que se les reconozca la posibilidad de que los niños inmigrantes paguen la misma colegiatura que los residentes, nunca, como cuando yo fui canciller, que se les reconozca la posibilidad de libre ejercicio de su profesión, cuando más se avanzó, fue cuando fui canciller.

Hoy estamos hablando de defender DACA.

DACA se implementó con parte y diálogo, y estrategia nuestra con el gobierno de Estados Unidos, cuando yo fui canciller.

Pregunta: Con el programa de los dreamers, amenazados por Donald Trump.

José Antonio Meade: Bueno, hoy ese programa está amenazado porque existe, y existe, porque se fue construyendo con una buena estrategia.

El mayor avance en la agenda de atención a la migración, se dio cuando fui canciller.

Y el debate es una gran oportunidad de presentarnos como somos, con nuestra experiencia, con nuestras propuestas y yo habré de buscar aprovecharlo para esos efectos.

Pregunta: Bueno, ¿qué te juegas el domingo, José Antonio?

Los números en las encuestas, si quitamos la encuesta de GEA ISA, los números en las encuestas no llegan, ya estamos a la mitad, más allá de la mitad de la campaña.

José Antonio Meade: Déjame citar un clásico, que oía yo en la mañana, “aliviánense”, con lo de las encuestas.

Pregunta: Lo que escribió Guillermo Valdez.

José Antonio Meade: Yo creo que vale la pena hacerlo, mira, esta es la elección más corta que vamos a tener en nuestra historia, es una elección de tres meses.

Es una elección en donde va uno construyendo la campaña, la movilización, la promoción, el despliegue de las actividades, el contacto con el ciudadano, el día a día, el tocar las puertas, el estar en las calles, en consonancia con el calendario de la campaña.

Tenemos tiempo, yo decía, y hoy repito aquí en el programa, hay 173 países en el mundo que tienen elecciones, ninguno las resuelve por encuestas.

Hay países como España en donde la elección dura 15 días, estamos en el despliegue normal de una campaña, estamos en el proceso de debatir y de contrastar, estamos en el proceso de movilizar para la promoción.

Y, al final, la elección se resuelve en un acto íntimo, por ley, frente a la urna, y ahí lo que vamos a optar es por futuro y por certidumbre, y yo estoy seguro de que yo en esta elección es lo que represento y que tendré oportunidad de generar convicción de que soy la mejor alternativa.

Pregunta: A ver, ayúdanos a interpretar esto que dijiste ayer, fue en la reunión con los consejeros de BBVA.

Porque creo que desarrolla José Antonio Meade, precisamente lo que dice ayer de manera muy resumida en este bite, en este audio, en este video, de lo que dijo ayer por lo que ha hecho cuando fue canciller. Pero dice de esta manera, ayer, José Antonio Meade.

*Inicia audio.

José Antonio Meade: Por cierto, había Meade antes de Peña Nieto, y habrá Meade después de Peña Nieto. Yo ya había sido dos veces secretario de Estado, yo me paro aquí frente a ustedes con mi trayectoria, mi perfil y mi biografía, trayectoria, perfil y biografía que, por cierto, en esta contienda no tiene nadie, y no podría tener nadie porque desde Plutarco Elías Calles, no había tenido un candidato que fuera, él fue cinco veces secretario de Estado, tres antes de ser presidente.

Hoy yo aporto mi perfil, aporto mi historia de vida, aporto mi honorabilidad, y la aporto porque estoy seguro de que es suficiente, y estoy seguro, además, que me va a permitir ganar esta elección.

*Termina audio.

Pregunta: “Había Meade antes de Peña Nieto y habrá Meade después de Peña Nieto”. Pues sí, ¿y?

José Antonio Meade: Yo creo que es importante porque cuando uno ve un poco la campaña, los contrastes y las estrategias, sobre todo de quienes estoy contendiendo o de con quienes estoy contendiendo en la boleta, pues no encontrando ni en mi haber ni en mi historia, ni en mi experiencia, nada que criticar, se la pasan hablando de gobernadores, se la pasan hablando de otros temas, como si tuvieran miedo de contrastarse conmigo, con mi trayectoria, con mi perfil y con mi experiencia. Y yo soy el que estoy en la boleta.

Pregunta: Es una estrategia de campaña de tus adversarios.

José Antonio Meade: Y frente a esa estrategia de campaña, yo me presento justamente como soy, me presento como una gente que tengo mi historia propia, que tengo mi trayectoria propia, que es una trayectoria que no es de una administración, sino de una vida, y que es una trayectoria que me acredita y que me permite compararme con ventaja y con limpieza frente a la gente con la que estoy contendiendo.

Tú decías, y decías bien: “En el debate y en las estrategias de campaña habrá quien quiera criticar con lo que encuentre”.

Casi cinco meses llevamos ya, entre precampaña e intercampaña, y en eso cinco meses, ¿cuál ha sido la constante en cada uno de los espacios? Fue bien interesante y bien duras las entrevistas que tuvimos en diferentes foros.

Y la constante de los foros, y yo por eso estoy convencido que voy a ganar es: “Oye tú eres el mejor, pero”, “Oye tú eres el más preparado, pero”, “Oye tú eres el que tiene mayor capacidad, pero”

Pregunta: El “pero” es el PRI y el presidente Peña Nieto. Ese es el “pero”.

José Antonio Meade: El punto acá es quitémonos de peros, el que está en la boleta soy yo, y eso es lo que tengo que hacer en la campaña.

En la campaña de lo que tengo que convencer es que el que está en la boleta, el que quiere ser presidente, el que quiere conducir el destino es este país es una gente con una trayectoria limpia universalmente reconocida, con experiencia y resultados universalmente reconocidos también.

Por eso estoy tranquilo de que tengo tiempo, de que tengo historia, de que tengo perfil y de que tengo visión de futuro para convencer.

Pregunta: Ahora, a ver cómo le haces para que te lo reconozcan 17, 18, 20 millones de electores. Se ve difícil.

José Antonio Meade: Ahí voy, ahí voy. Vamos caminando.

Pregunta: El viernes en la noche, en el noticiero de Imagen, sacamos la cuenta, se estaba llegando a la mitad de la campaña y hacía yo la pregunta: ¿está satisfecho José Antonio Meade con su equipo de campaña y con su estrategia de campaña?

José Antonio Meade: Mira, hicimos ajustes.

Pregunta: Hacía la pregunta el viernes, precisamente por los ajustes.

¿Estás satisfecho?

José Antonio Meade: Yo creo que ahí vamos caminando, mira el ajuste era importante.

Pregunta: ¿Era la estrategia, José Antonio?

José Antonio Meade: Ahí yo creo que hay que ir ponderando, uno nunca sabe, vamos a ver, conforme vaya esto evolucionando, pero me parece que tenemos la gran posibilidad, en la contienda, de presentar buen perfil y buenas propuestas.

Y se han venido haciendo cambios que van en consonancia con la etapa de la campaña que hoy estamos enfrentando.

Todavía no empiezan, en muchos casos, las campañas a presidentes municipales, apenas el viernes, creo, o fue el lunes en Guanajuato, los diputados locales.

Vamos a hacer la coalición que tenga la mayor capacidad de presencia en la promoción de las propuestas y en la promoción del voto.

Habremos de tener más de 18 mil perfiles en la boleta y estamos haciendo un gran esfuerzo de movilización, y por eso el ajuste en el partido fue tan pertinente y tan oportuno, porque nos permite que vayamos como dos rieles de una vía del tren, caminando juntos, en paralelo, y buscando que, cuando se nos vea hoy en la calle.

Pregunta: Se tardaron, si ese es el caso, se tardaron.

José Antonio Meade: Pero ya hicimos el ajuste, pero ya lo hicimos y lo hicimos, a mi juicio, de manera oportuna y correcta. La reacción ha sido positiva y de entusiasmo.

Y hoy vemos esa emoción y esa convicción caminando, promoviendo, convenciendo, tocando puertas, recorriendo calles y haciéndolo con el mismo discurso, con el mismo lenguaje, con la misma propuesta, con la misma intención de presentarnos como la alternativa que al país le ofrece la mayor certeza

Pregunta: Y ya con el paso del tiempo creo que se van disipando algunas de las dudas. La pregunta que tanto te hicieron, que tanto te hicimos: “Deslíndate”. “¿Te vas a deslindar del presidente Peña Nieto?” Estamos viendo que no.

José Antonio Meade: A ver, yo tengo mi propia historia, y mi deslinde es con Ricardo y con Andrés, ese es el deslinde y ese es el contraste, esos somos los que estamos en la boleta; respecto de nosotros es con que tienen que hacerse las comparaciones.

El subsecretario de Turismo contra el que cinco veces fue secretario; el que no puede explicar de qué ha vivido los últimos 18 años y que hoy, según se ve, tiene preocupados no a los mercados, porque esta no es una campaña frente a los mercados, tiene preocupada a la jefa de familia que tiene el agobio de que este riesgo impacte su capacidad de vida. De eso se trata la  elección.

Pregunta: Hacemos una pausa y seguimos conversando con el candidato del PRI, Nueva Alianza y Partido Verde a la Presidencia, José Antonio Meade.

*Pausa* 

Pregunta: ¿No está perdida entonces la elección, José Antonio?

José Antonio Meade: Yo creo que no, y por muchas razones.

Pregunta: No está perdida.

José Antonio Meade: Por calendario, por tiempos, por circunstancias.

Fíjate que uno se mete ya a estudiar cada vez más del tema, fijando estrategia, las propuestas, los debates, pero algo que me llama la atención,  regresamos un poco a este tema de que las encuestas, que no se resuelven por encuestas las elecciones, pero hay otro espacio que a mí me ha parecido interesante de cómo está organizada la elección en México y en el mundo.

Las elecciones tienen tres momentos, en todos los casos, y ahora que está uno metido en la elección va uno aquilatando cada uno de los momentos de la construcción de una elección.

Un primer momento, bien importante, es éste, en donde, literalmente, vamos a salir a la calle físicamente a tocar puertas, a informar nuestra plataforma, a comunicar nuestras propuestas.

Pregunta: López Obrador dice que no sales de Polanco.

José Antonio Meade: Sí, bueno, López Obrador dice muchas cosas. La verdad es que hemos, yo creo, en esta candidatura, reconociendo que Andrés lleva caminando, haciendo turismo político los últimos 18 años.

Pregunta: ¿Turismo político?

José Antonio Meade: Conocemos bastante bien la realidad de país, sus circunstancias, la hemos visto de cerca con una diferencia, cada vez que nosotros hemos tocado una realidad del país, hemos buscado transformarla.

No hemos ido a dar un discurso, hemos ido a llevar agua, hemos ido a llevar educación, hemos ido a llevar salud.

Pero bueno, esta primera etapa implica esto, la posibilidad de escuchar, la posibilidad de dialogar, la posibilidad de que nos vean, queremos darle máxima publicidad a todo lo que hacemos.

Pregunta: ¿La segunda?

José Antonio Meade: Le ley mandata silencio, que es una cosa bien interesante cuando uno se pone a pensar. Después de todo este despliegue, la ley nos dice a todos: “Guarden silencio por espacio de tres días”, y lo que la ley pretende, y lo que pretende la construcción de estos ejercicios electorales, es que la gente reflexione sobre lo que oyó.

Y seguramente en esos tres días habrá gente que diga: “Oye, te acuerdas de este cuate que fue al programa de Ciro Gómez Leyva y que platicó sobre cómo llevar agua”, “Pues buena gente ese cuate, yo creo que tiene experiencia y me latió lo que dijo”.

“Oye, ¿y te gustó, en cambio, lo que dijo Andrés?” “No, pues no me gustó lo que dijo Andrés”.

Y luego, hay un tercer momento. Por ley, el único momento que yo registro en donde tenemos que estar solos, el único momento en donde la ley nos obliga a no compartir con nadie, que es cuando en el corazón y en conciencia votamos en la urna. Y esa es una definición que no tenemos que compartir con nadie, que por ley es secreta, en donde no podemos entrar con nadie, para que nadie sea testigo de qué votamos, y ahí, de corazón vamos a resolver el futuro del país.

Por eso las elecciones no se resuelven en encuestas, porque lo que dice uno en las cenas, lo que dice uno en los eventos, no es lo mismo que la convicción íntima que estamos protegidos de tener que compartir.

Mira, aquí en el entorno de las encuestas y demás, si tú, hagamos un poco el ejercicio, sería interesante, y yo te lo agradecería, pon ahorita algún buen comentario mío; pon en tu Twitter que soy buena gente, que soy simpático, que sé de fútbol, que sé de baseball.

Pregunta: De futbol regular, pero bueno.

José Antonio Meade: Sí, le voy a los Pumas. Bueno, pon un buen comentario y cuenta cuántos segundos toma que se desate una jauría en tu contra.

Ese tipo de actitud pues lo que hace es que la gente se sienta inhibida de conversar, de compartir, de dialogar y de defender, pero es no quiere decir que no vaya a votar por uno.

Entonces, esta estrategia que hoy estamos viendo de violencia en las redes, de violencia en la comunicación, de violencia incluso en el proceso electoral, inhibe la libertad de comunicarnos y de revelar nuestras preferencias.

Vamos a ganar esta elección con confianza, con certeza, con unidad, no tengo duda.

No tengo duda, y te voy a decir otra cosa, un día el Cruz Azul también va a ser campeón.

Pregunta: No, mala metáfora esa.

José Antonio Meade: Ahora sí dolió, ahora sí dolió.

Pregunta: Te lo dice un cruzasulino, va estar bien complicado.

Suerte, Suerte el domingo, suerte a ti, suerte a todos los candidatos allá en Tijuana, no les va ayudar nada el horario.

José Antonio Meade: Siete y media de allá, nueve y media de acá.

Vamos a saber ya quién es el campeón del Torneo, de la Liga.

Pregunta: Nueve y media de casi todo el país. No va  a tener los números de audiencia…

José Antonio Meade: Ojalá si haya atención, porque son temas bien importantes y son temas muy de coyuntura.

Pregunta: Con preguntas ciudadanas, hay que dejarlo claro.

José Antonio Meade: Con preguntas ciudadanas, yo creo que es un buen ejercicio, va a ser un buen formato y bueno, déjame aquí, ya estoy en tu programa, déjenme decirles que voten por Meade.

Pregunta: Meade en 30 segundos, tu nuevo spot.

Bueno, muchas gracias, gracias a José Antonio Meade.

ooOOoo

Advertisements


Categories: News

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: