Cuernavaca, Mor., 8 de marzo de 2018

 

Muy estimado señor gobernador del estado, Graco Ramírez Abreu.

Muy distinguidas y distinguidos miembros del presídium.

Muy queridas y queridos  maestros fundadores de la Telesecundaria en nuestro país y en el estado de Morelos.

Nadie se hubiera podido imaginar en 1968, que estaríamos hoy aquí en Cuernavaca testimoniando y celebrando el crecimiento, la evolución y la maduración de uno de los mejores subsistemas que tiene la educación mexicana.

Y nadie se lo hubiera imaginado porque ciertamente en los años sesenta hablar, apostar a la televisión a los medios audiovisuales como un vehículo de educación, de transmisión de información y de conocimiento, era una idea pionera y era una idea ciertamente audaz.

La década de los sesenta fue, además, una década particularmente brillante para la educación mexicana porque, entre otras cosas, permitió a principios de la década lanzar el Plan de los 11 años. Aquí hay  maestras y  maestros que lo recordarán tal vez, que permitió la expansión justamente de la educación primaria, la creación de la Comisión de los Libros de Texto Gratuito que hoy distribuye casi 200 millones de ejemplares al año.

Pero también porque sembró la semilla de algo que vendría a revolucionar la manera de proveer la educación: que fue justamente la Telesecundaria.

Fue una década brillante para la educación en México. Fue una década muy especial en el mundo. El hombre llegó a la luna, mataron a Kennedy, el gran discurso de Martin Luther King, quien más tarde retomaría en un discurso propio el bachiller Álvaro Gálvez y Fuentes, en fin.

Una década que por muchísimas razones fue realmente pionera, y el semillero de uno de los grandes subsistemas. Gracias precisamente a esa idea, a esa iniciativa del bachiller y de muchos, de las  maestras y los  maestros que hoy aquí nos acompañan.

El  maestro Pascasio entró el 2 de enero de 1968 a este subsistema. Hoy tenemos en la Telesecundaria un subsistema muy robusto con casi 19 mil escuelas en todo el país; en el estudian casi millón y medio de estudiantes, y donde hay trabajando un poco más de 73 mil  maestras y maestros a lo largo y ancho de toda la República.

Pero además, simboliza el extraordinario esfuerzo que el Estado mexicano hizo a todo lo largo del siglo XX por ofrecer educación, por ofrecer escolarización. Cuando en 1921 se crea la  Secretaría de Educación; México era un país prácticamente semianalfabeta en un país rural con instituciones frágiles o prácticamente sin ellas, con un país sumamente disperso que permitió a lo largo de 1921 y hasta la década de los sesenta dar un impulso enorme, colocando prácticamente un servicio educativo a lo largo y ancho de todo el país.

El presidente Lázaro Cárdenas dijo en los años treinta que ahí donde hubiera un árbol y un  maestro habría una escuela. Pues esta tradición, este esfuerzo que hizo el Estado mexicano del cual, la Telesecundaria vino a ser el motor más decisivo, permitió que hoy tengamos uno de los sistemas educativos más grandes del mundo con 260 mil escuelas, 36 millones de estudiantes, un millón 200 mil  maestros que todos los días proveen de educación de calidad y cada vez más comprometidos con las niñas y los niños de México.

Pero no solamente se trata de estos números que en general, de por sí, son muy importantes,  sino que además déjenme contarles señor gobernador, distinguidas y distinguidos colegas de presídium, que la Telesecundaria es el subsistema que está mostrando mejor desempeño, aquí lo vimos en el video que mostraron al principio, y ciertamente las niñas y los niños  de la Telesecundaria son los están obteniendo los mejores resultados en las evaluaciones como ENLACE y como PLANEA.

La razón es muy diversa o hay muchas razones, pero una de ellas es central, que han tenido la guía de excelentes maestros.
En las evaluaciones de desempeño que citó el señor gobernador, entre la que hicimos en el año 2015 y la que hicimos en 2017 con todos los maestros de México, los que mejores resultados obtuvieron en la escala más alta de calificación, que se llama destacados, fueron los de la Telesecundaria.

En el año 2015, los que obtuvieron ésta calificación que se llama destacados y son los altos, fueron un poquito más del 6 por ciento los de Telesecundaria los que la obtuvieron. Ahora casi el 19 por ciento de los maestros de Telesecundaria alcanzaron ese nivel.

Es el ascenso, la promoción del desempeño más alto en prácticamente todas las evaluaciones de desempeño que se hacen por distintas disciplinas.

De tal manera que teniendo esta infraestructura, este empuje, estos maestros y estos alumnos, se explica muy claramente porque la Telesecundaria es un subsistema que ahora se ha consolidado y que ésta llamado a dar mucho más con el uso, con la innovación, con la sofisticación de las muy diversas plataformas tecnológicas.

En este sentido, por lo tanto, en la secretaría estamos haciendo un  esfuerzo aún mayor para apoyar decididamente a la Telesecundaria en todo el país. Y lo seguiremos haciendo porque es una buena inversión, porque es un buen compromiso social, porque es una muestra palpable  de una política eficaz de inclusión y de equidad, la que ahora permite estas niñas y niños en todo el país reciban una educación de buena calidad.

Así que por todas estas razones, es un momento realmente muy gratificante de celebración de estos 50 años y quisiera, en ese sentido, simplemente reiterar que además de nuestro apoyo para el subsistema de Telesecundaria, por supuesto lo seguirá teniendo de manera muy decidida y comprometida el estado de Morelos.

Hemos trabajado estos años muy de la mano con el gobernador Graco Ramírez, con su secretaria de Educación, y en este último tramo que le queda a la administración estatal y a la federal, seguiremos caminando de la mano para apoyar aún más la evolución y el desarrollo de la educación en el estado de Morelos.

Me gustaría concluir con una cita del bachiller Álvaro Gálvez y Fuentes que dice: “yo tuve un sueño de que ese niño solitario y triste de las campiñas de México, que contempla el horizonte  lejano, que se le niega toda esperanza de superación, pudiera tener acceso a la enseñanza media. Yo también tuve un sueño –sigue diciendo el bachiller– que la educación media sea universal. Yo también tuve un sueño que un día, para todos los mexicanos, que la enseñanza media sea obligatoria y gratuita como ahora es la enseñanza primaria.

Y ese milagro lo podrá hacer, he sido testigo –dice el bachiller–  ya de lo que han realizado otros países. Yo tengo el sueño y el milagro de que la educación transmitida a través de la televisión hará que cristalicemos esta ilusión”.

50 años después, el sueño del bachiller, ha sido cabalmente cumplido.

Muchas gracias.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s